//¿Es hollín o cenizas?. Por qué deberías preocuparte

¿Es hollín o cenizas?. Por qué deberías preocuparte

Si entramos en cualquier instalación dedicada al mantenimiento de vehículos diesel, el tema candente gira en torno a la acumulación de hollín en el interior de los vehículos. Ya sea en la admisión o escape, en la cámara de combustión o el turbocompresor, el hollín está causando verdaderos estragos en los motores.

Las flotas experimentan un aumento en los costes de mantenimiento y en los tiempos muertos en sus vehículos estacionados en los talleres. La pérdida de ingresos por cada hora que esté el camión parado es irrecuperable. Si además sumamos el impacto medioambiental negativo, la necesidad de una solución no es una alternativa, es obligada.

Conocer las causas por las que se produce la aparición de hollín, nos ayuda a encontrar una solución al problema.

El hollín, presente en todas las partes del motor, está compuesto de partículas combustibles (se destruyen), y no combustibles (indestructibles). La ceniza se compone de elementos encapsulados presentes en el hollín no combustibles. Permaneciendo en al Filtro de Partículas (DPF) incluso después de que ocurra la regeneración del mismo.

Uno de los principales contribuyentes a la aparición del hollín es el aceite de motor. Confirmado por los principales fabricantes de motores y proveedores de aceite.

Pensemos en el motor diesel como si fuera un compresor de aire. El motor aspira aire, exprime la carga de aire/combustible hasta que explota. Los gases se expulsan por el escape. Si el motor no puede absorber suficiente aire por la entrada habitual (conducto del filtro del aire), lo extraerá de la siguiente fuente disponible, el sistema de ventilación del cárter (CCV).

Los vapores que se producen por la volatilidad del aceite, llevan diferentes compuestos asociados, entre los cuales están las cenizas. (Silicatos, sulfatos, fosfatos, etc).

Una vez que esos vapores ( o incluso el propio aceite) entra en la cámara de combustión , pueden venir los problemas. Se forma una acumulación de carbón alrededor de los segmentos y cabeza del pistón. Empiezan a formarse depósitos de carbonilla en válvula EGR, puerto de admisión, válvulas, catalizador y filtro anti partículas.

¿Podemos eliminar el hollín?. En el motor no, pero podemos minimizar su aparición. Tan sencillo como usar aceites bajos en cenizas (low saps), y utilizar aditivos mejoradores del aceite y limpiadores internos de motor.

¿Podemos reducir la formación de ceniza?. Si, al usar un aceite de motor de alta calidad con baja volatilidad. Si reducimos la formación de hollín, reduciremos la aparición de cenizas en el DPF extendiendo su vida útil.
BG Products te ofrece soluciones y servicios de mantenimiento para este tipo de problemas.

Por |2018-02-21T10:52:06+00:00febrero 20th, 2018|Noticias|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario