La forma más rentable y sencilla de limpiar las válvulas de admisión del motor de inyección directa de gasolina

Los motores térmicos basan su funcionamiento en calor, compresión y combustión para convertir la mayor parte del combustible en energía. Y es esa naturaleza la que conlleva también ‘daños colaterales’. Uno de ellos son los residuos generados por la combustión y que pueden dañar los motores, ya que una gota de combustible o de aceite se puede llegar a transformar en carbonilla.

Así, la carbonilla, como ya hemos contado en el blog de BG Products, es ese residuo sólido que se va acumulando en la cámara de combustión y esparciendo por los demás sistemas obstruyéndolos. Esta carbonilla hace que el rendimiento del vehículo vaya bajando y pueda provocar serias averías en diversos sistemas.

A ello hay que sumar que la calidad de los combustibles modernos varía ampliamente, lo que, junto a otros factores, provoca esa acumulación de depósitos que desembocan en ineficiencias en los motores.

Los motores GDI y las válvulas de admisión

Si bien durante mucho tiempo eran los motores diesel los considerados más ‘sucios’ por los residuos que generaban, los motores modernos GDI (de inyección directa de gasolina) son, si cabe, aún más propensos a generar suciedad ¿Por qué?

Primero, porque al inyectarse el combustible directamente en el cilindro en lugar de en la parte posterior de la válvula, la gasolina no puede limpiar la válvula.

Además, los motores actuales, para funcionar de forma óptima, necesitan una relación de aire y combustible muy determinada. Y cualquier fallo, como un punto caliente en la cámara de combustión o una bujía desgastada, puede aumentar la cantidad de combustible sin quemar en la cámara de combustión. Así, si la válvula se abre durante la carrera de admisión, puede entrar en contacto con esos subproductos y, a diferencia de la válvula de escape, los gases que pasan no están lo suficientemente calientes como para quemarlos.

Asimismo, durante el lapso de tiempo en el que entra en la cámara de combustión, la válvula de admisión está expuesta a los subproductos de la combustión que pueden adherirse a su cuello.

La limpieza de las válvulas de admisión en el taller

Por tanto, la válvula de admisión es uno de los componentes del motor que más expuestos están a sufrir los efectos de la carbonilla que provoca: mayor consumo de combustible, un descenso del rendimiento y la potencia, y un consumo excesivo de aceite.

La mejor arma para reducir los depósitos es el mantenimiento periódico que posibilita cambios de aceite a su tiempo (que permite que los actuadores del árbol de levas funcionen en condiciones óptimas para controlar la exposición de las válvulas de admisión); el reemplazo periódico de las bujías (que puede reducir la cantidad de combustible que entra sin quemar en la cámara de combustión y que puede adherirse a una válvula); así como la limpieza de los inyectores (para asegurar un óptimo rociado y evitar así puntos calientes).

Sin embargo, en los casos más extremos, no hay más remedio que una limpieza de las válvulas de admisión, para lo cual el taller tiene distintas alternativas. La más común hasta ahora era la invasiva, que conlleva el desmontaje del colector de admisión y demás componentes y limpiarlos hasta eliminar los residuos.

Una operación que requiere dedicar un tiempo valioso en el taller si la comparamos con la alternativa rentable que ofrece BG Products: el servicio de limpieza BG Platinum para el sistema de admisión, válvulas y cámara de combustión.

La solución de BG Products

No en vano, gracias a este sencillo servicio, conseguimos una limpieza homogénea de todos los cilindros y de la cámara de combustión; la disolución de los depósitos en colector y válvulas de admisión; y el restablecimiento de la atomización de los inyectores. Por no hablar de que optimizamos el tiempo en la prestación del servicio al no ser necesario ningún desmontaje.

El servicio de limpieza BG Platinum lo componen:

  • El kit de limpieza para admisión e inyección: compuesto por las soluciones limpiadoras BG 44K y BG Air Intake, Valve & Combustion Chamber Cleaner.
  • La herramienta BG Platinum™: encargada de la aplicación del limpiador de alta potencia. Gracias a su depósito/recipiente transparente el mecánico puede monitorizar el progreso del servicio en todo momento. Se suministra con unos adaptadores específicos que sustituyen al sensor MAP y aseguran una correcta atomización del producto en puertos, válvulas y cámaras de combustión.
  • BG Rev It: depresor que acelera el motor automáticamente a las revoluciones por minuto deseadas y durante los intervalos que marque el servicio para que los técnicos puedan realizar otros servicios de manera segura mientras BG Platinum está en funcionamiento.

¿Por qué deberías usar BG Platinum en tu taller?

Si quieres mejorar los tiempos en tu taller, no te pierdas este vídeo que resume de forma muy gráfica las ventajas de BG Platinum frente a métodos más costosos y poco o nada rentables, como el desmontaje y limpieza manual del colector de admisión y otros componentes.

Y es que el servicio de limpieza BG Platinum, es un ejemplo más de cómo desde BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, generan clientes satisfechos ¿Aún no nos conoces?

OTROS SERVICIOS BG

CONOCE MÁS SOBRE NUESTROS PRODUCTOS Y SERVICIOS PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DEL VEHÍCULO

Catálogo

 

Contacto

(+34) 910 558 879

info@bgprodservicios.com