Cada 15.000 kilómetros debemos añadir un limpiador de inyectores al depósito de combustible para mantenerlos en perfecto estado. 44K es el mejor limpiador de inyectores para gasolina del mercado, debido a su alta concentración de nitrógeno.