//Los enemigos más peligrosos del coche de tu cliente

Los enemigos más peligrosos del coche de tu cliente

Los coches de tus clientes tienen un sinfín de enemigos, muchos de ellos proceden de su propio interior. Tienden a ser ‘asesinos furtivos’, que a menudo escapan a la atención incluso de los propietarios de automóviles más cuidadosos.

Por eso, es importante no sólo que te los recordemos, sino que es fundamental que tu cliente también sea consciente de ellos para que pueda tomar una decisión informada sobre soluciones de mantenimiento simples que evitarán costosas reparaciones.

Así que recuérdale que prevenga a su vehículo de sus ‘enemigos más buscados’, agentes corrosivos que atacan desde su interior. Afortunadamente, hay una manera de proteger su automóvil con los productos y servicios de BG Products.

Los enemigos más peligrosos

Oxidación de combustible y lubricantes

El aceite del motor se descompone y produce sedimentos letales que pueden reducir el enfriamiento del motor y acelerar el desgaste de sus componentes. El material abrasivo se acumula dentro del motor, lo que puede dañar los rodamientos y facilitar fugas en el sellado.

Del mismo modo, los subproductos generados por la degradación del combustible reducen la eficiencia de las bombas y filtros de combustible, y pueden deteriorar los inyectores ¿Y esto que provoca? Un aumento de las emisiones contaminantes y un incremento también del consumo de combustible.

Descubre cómo BG Products te proporciona la solución adecuada a cada problema, ya sea relacionados con el motor o con el sistema de admisión tanto de motores diésel como de gasolina.

Obstrucción de inyección diesel

Los residuos pesados de carbonilla se acumulan en los inyectores de combustible diésel, reduciendo su eficiencia. Esto conduce a un patrón de rociado de combustible deficiente, menor enfriamiento y flujo del inyector y una combustión ineficiente.

Si se deja desatendido, esta condición puede afectar a la potencia del motor y producir un exceso de humo en los gases de escape. Así, además de mayores emisiones, se produce una pérdida de ahorro de combustible y la vida útil de los inyectores se reduce drásticamente. Echa un vistazo a la familia de productos BG para el cuidado de la inyección diésel y de gasolina.

Carbonilla en la inducción de aire/combustible

Los residuos pegajosos producidos por los vapores de combustible pueden acumularse, con el tiempo, en el colector de admisión y el plenum. Estos depósitos restringen el flujo de aire, lo que tiene como resultado una pobre eficiencia del motor y un nulo ahorro de combustible.

BG Induction System Cleaner PN 25532 (motores diésel) y BG Air Intake System Cleaner PN 206 (propulsores de gasolina) son dos de las soluciones que BG Products pone a disposición del profesional del taller para eliminar esa carbonilla del motor y restaurar sus valores iniciales de eficiencia.

Lodos en la transmisión

El fluido de la transmisión está constantemente expuesto a grandes oscilaciones de temperatura. Por ejemplo, a medida que el líquido de transmisión automática (ATF) envejece se forma lodo, que llega a inmovilizar la circulación del fluido.

Las partículas metálicas abrasivas en el ATF envejecido causarán daños irreversibles a los componentes internos de la transmisión. Si tu cliente no mantiene la transmisión automática de su coche, puede experimentar cambios erráticos, vibraciones o ruidos excesivos, o incluso averías en la transmisión.

Y si el vehículo de tu cliente es de transmisión manual ¿qué ocurre si el cambio presenta ruidos o no entran bien las marchas? Que entonces sí que nos acordamos de que existe este lubricante… En BG Products disponemos de una amplia gama de productos para el cuidado de las transmisiones automáticas y manuales.

Restos en la dirección hidráulica

Las unidades de dirección hidráulica de alta presión requieren excelentes lubricantes para funcionar correctamente. Los lubricantes de mala calidad son una puerta de entrada para la acumulación de depositos y barniz que puede provocar daños indescriptibles en las distintos elementos de la dirección asistida.

Además de ofrecerte un líquido diseñado específicamente para todas las unidades de dirección asistida, y que también puede utilizarse en sistemas de suspensión hidráulica y neumática o funciones de absorción de impactos, BG Quick Clean for Power Steering limpia los contaminantes del sistema de dirección asistida de forma rápida y segura.

El pH del refrigerante

Un cambio en el pH del refrigerante pone en riesgo el radiador y la bomba de agua. Esto es fácil (y barato) de solucionar al principio, pero costoso y complicado de reparar más adelante. ¿Conoces BG Universal Super Cool?

Por otra parte, aún hay automovilistas que utilizan agua del grifo para reponer el nivel del líquido refrigerante. Esta práctica es una insensatez desde todos los puntos de vista. Además de que el agua se evapora a altas temperaturas y a bajas se congela con lo que no tiene ninguna propiedad para lo que se supone que se ha utilizado, también puede dañar el sistema.

Y es que los minerales que se encuentran en el agua del grifo, al mezclarse con los aditivos que se encuentran en el refrigerante para automóviles, forman un complejo químico llamado «escala de fosfato». Y cuando esto ocurra, el automóvil se recalentará, dejando varado a tu cliente.

Contaminación por humedad del líquido de frenos

Calor, humedad y presión. Estos son los conocidos enemigos del líquido de frenos. A medida que se agotan los aditivos (protectores) del líquido de frenos, este fluido se descompone rápidamente, lo que provoca la corrosión de las piezas de los frenos y una pérdida alarmante y progresiva de la eficacia del sistema. Vigila el estado del líquido de frenos cada vez que el coche de tu cliente pase por el taller y recomienda su sustitución cada dos años.

BG Products ofrece al profesional del taller no sólo líquidos de frenos de alta calidad, sino también productos para el cuidado del sistema de frenado como eliminadores del chirrido de los frenoslimpia frenos o grasas para frenos.

Moho en el sistema de climatización

Si tu cliente no es cuidadoso, enemigos para el sistema de climatización como hongos y moho secuestrarán el aire acondicionado de su vehículo… así como sus cavidades sinusales. El aire acondicionado que se utiliza de manera continua durante los meses de calor apenas deja tiempo para que los conductos se sequen.

Así, la alta humedad en los conductos puede apelmazarse y crear un ambiente donde estos enemigos prosperen. Esta situación conduce a graves problemas de contaminación del aire interior, que pueden provocar dolores de cabeza, náuseas, trastornos de la piel o fatiga. ¿Sabes cómo solucionarlo? Recomienda a tu cliente una espuma antibacteriana y anti-moho eficaz.

Por |2019-05-20T17:13:18+00:00mayo 20th, 2019|Noticias|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario