Producto especialmente diseñado para ser añadido al combustible diésel, que evita que éste se degrade y se oxide. Esto permite que el sistema de combustible permanezca limpio y sin corrosión. Los inyectores permanecerán en condiciones óptimas, asegurando un rendimiento efectivo del motor, un consumo razonable de combustible y unas bajas emisiones.

Este producto se recomienda en condiciones de baja temperatura, evitando la gelificación del combustible y permitiendo un mejor arranque en frío.