Revisión del aire acondicionado: buena para la seguridad, la salud… y la rentabilidad del taller

El mantenimiento preventivo de los vehículos sigue siendo una asignatura pendiente para muchos conductores. Sin embargo, y a pesar de esto, por escaso cuidado que se ponga en el vehículo propio, la mayoría de los automovilistas es consciente de que ciertos elementos (como el aceite lubricante, los frenos o los neumáticos) deben ser sustituidos de vez en cuando

No obstante, otros sistemas, a no ser que se realicen las revisiones periódicas prescritas por el fabricante del vehículo, suelen pasar más desapercibidos y su mantenimiento es aún más escaso y sólo son revisados cuando se produce una avería. Uno de estos sistemas es el del aire acondicionado o climatizador.

La importancia del aire acondicionado

Por lo general, los conductores suelen pensar que el sistema de aire acondicionado o climatización de su coche es un elemento más de confort, obviando su contribución a la seguridad vial, especialmente, en países con veranos largos y con temperaturas elevadas sostenidas. En España, casi todos los coches nuevos que se venden incluyen aire acondicionado de serie, algo que se ha convertido casi en imprescindible.

Su función es muy importante porque, además de ventilar el habitáculo y permitir viajar con una temperatura agradable en verano, ayuda a reducir la fatiga, la somnolencia, y, en consecuencia, las distracciones.

En este sentido, para reducir el riesgo de accidente es aconsejable conducir con una temperatura adecuada, que puede oscilar entre los 21 y 23ºC, algo que sólo se puede conseguir en verano si el sistema de aire acondicionado funciona de forma adecada. Por debajo de esas temperaturas hará demasiado frío lo que provocará mayor rigidez en la musculatura y menor rapidez en los movimientos.

Y, por el contrario, si en el habitáculo hace un calor excesivo, nuestra capacidad de reacción se verá afectada porque se reducen los reflejos y la capacidad de concentración. Todo ello, por no hablar de que un sistema de climatización en mal estado puede afectar a la salud respiratoria de sus ocupantes…

Cómo educar sobre el servicio de aire acondicionado

Entre los síntomas que evidencian que el sistema de aire acondicionado no funciona adecuadamente, además de tardar en enfriar o no llegar a hacerlo en ningún momento, es que emita malos olores al encenderlo ¿Y qué hacen algunos conductores? Comprar ambientadores en lugar de visitar el taller.

Así, el profesional de la reparación tiene aquí una nueva oportunidad para aconsejar la revisión periódica de este sistema —por todos los beneficios que ello conlleva en términos de seguridad vial y salud— y recomendar el Servicio del Sistema de Control Climático de BG.

¿Y qué argumentos puede utilizar el profesional del taller?

1. Evitar alérgenos y bacterias.

Con el tiempo, el moho, los hongos y las bacterias comienzan a crecer en el filtro de habitáculo. Y tan pronto como se enciende el A/C, todos ellos acaban en el interior del vehículo. Después, por la noche, tras el uso del vehículo, las cosas comienzan a crecer nuevamente: es la placa de Petri perfecta (el recipiente redondo, de cristal, que se utiliza en los laboratorios principalmente para cultivar bacterias y otros microorganismos).

En este sentido, BG Frigi-Clean es una solución de limpieza única diseñada para eliminar de manera rápida y efectiva los malos olores, bacterias, moho, esporas, hongos, suciedad procedente del tráfico y la carretera, restos de nicotina y otros desechos que se acumulan en el evaporador del aire acondicionado del automóvil.

2. Protección de la salud

Todos los automovilistas quieren un aire más limpio y un habitáculo con mejor olor. Esto es especialmente importante para conductores y conductoras con bebés cuyos pulmones aún se están desarrollando. O también para personas mayores con problemas respiratorios como alergias, asma, EPOC o enfisema.

3. Mayor seguridad en carretera

Ya decíamos que un funcionamiento inadecuado del sistema de A/C aumenta los riesgos al volante. No en vano, disminuye la capacidad de atención, favorece las equivocaciones al ejecutar las maniobras y obliga a asumir más riesgos. De hecho, se calcula que entre el 20 y el 30% de los accidentes se deben a la fatiga.

4. Mayor confort de marcha: aire limpio y con olor agradable

Los clientes no pueden oler un filtro de habitáculo reemplazado, pero si se rocía con limpiadores del sistema de climatización, sabrán que ha sido cambiado y tratado. Y es que, con un servicio de limpieza del A/C, el interior del vehículo ofrece un ambiente con mejor olor (y mucho más saludable).

En definitiva, la labor del profesional es recordar a sus clientes cómo este servicio puede ayudarlos a protegerse y proteger a sus familias de estos peligros ocultos.

Un sistema ‘sano’

Si necesitas ayuda para comenzar la conversación, empieza preguntando por si tu cliente ha notado malos olores al encender el vehículo esa mañana. Lo más probable es que la respuesta sea sí. Y lo más probable es que no sepan qué lo está causando.

A partir de aquí, explica el problema, propón la solución y describe los beneficios. Esta es la receta que te ayudará siempre a tener clientes felices, informados… y fidelizados.

Recuerda que la revisión del sistema de aire acondicionado es sólo una de las operaciones realizadas en el verano, que pueden ayudar a tu taller a mejorar la rentabilidad de cada intervención. Y es que en BG Products y Guaja Trading encontrarás los aliados de la rentabilidad de tu taller.

OTROS SERVICIOS BG

CONOCE MÁS SOBRE NUESTROS PRODUCTOS Y SERVICIOS PARA EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DEL VEHÍCULO

Catálogo

 

Contacto

(+34) 910 558 879

info@bgprodservicios.com