Las motos y el verano: consejos para prescribir en el taller el mejor mantenimiento a tus clientes moteros

Las motos y el verano: consejos para prescribir en el taller el mejor mantenimiento a tus clientes moteros

Con la llegada del verano muchos apasionados de las dos ruedas planifican escapadas o  viajes de vacaciones a lomos de su apreciada cabalgadura. Sin embargo, unos cuantos volverán a coger su joya de dos ruedas después de un tiempo de inactividad. Otros, en cambio, la usan a diario y están expuestos a las altas temperaturas estivales y el uso intensivo con lo que se hace fundamental practicar unos buenos cuidados para mantenerla al 100% de sus facultades.

Y es que, le dé el uso que le dé a su moto el cliente del taller es fundamental recomendar (mejor dicho, prescribir como si fuéramos su ‘médico de cabecera’), un buen mantenimiento de la moto, pues éste sufre como un vehículo de cuatro ruedas los pocos o nulos cuidados afectando a su rendimiento e, incluso, a su vida útil. En este sentido, ¿sabes que BG Products pone al alcance del taller numerosas soluciones formuladas para cubrir las necesidades de los vehículos de dos ruedas?

Consejos para el mejor mantenimiento de las motos

Líquidos: aceite

Parece tan evidente pero la realidad es que muchos motoristas no se asoman ni de vez en cuando a comprobar el nivel del aceite y reponerlo o sustituirlo si ha llegado el momento.

En este caso, el taller puede recomendar el Kit de Cambio de Aceite de BG Products, la operación de mantenimiento que optimiza el rendimiento de la moto y protege su motor ¿En qué consiste? Se basa en tres productos, con hasta cuatro tamaños distintos para dar respuesta a todas las motos, independientemente de su tamaño/cilindrada, desde el ciclomotor más pequeño hasta la moto de carretera más grande.

La primera solución del kit es BG Engine Performance Restoration que restaura la potencia y la compresión a su rendimiento de fábrica, eliminando los depósitos de carbón o carbonilla, lodos y barnices de los segmentos del pistón y los micropasajes. A continuación, BG Engine Performance Concentrate, específicamente formulado para motos y que se agrega al aceite nuevo, ayuda a mantener la limpieza y el rendimiento del motor, incluso en condiciones difíciles de funcionamiento.

El Kit se completa con BG 44K, la solución que restaura la eficiencia del combustible al eliminar la carbonilla de las válvulas de admisión, cabeza del pistón, los inyectores y la cámara de combustión. De este modo, mantiene el sistema limpio entre cambios de aceite, simplemente, añadiéndolo al depósito del combustible.

Esta operación se puede completar, además de con el cambio del filtro, con el aceite de motor PN 777 BG SAE 20W-50 High-Performance 4-Stroke Engine Oil, diseñado para motores de gasolina refrigerados por aire y agua y que cumple normativa JASO MA / MA2 T903: 2011.

Líquidos: refrigerante

Igual que es fundamental verificar el nivel del aceite, también lo es comprobar el del refrigerante. Asimismo, si ha llegado el momento de sustituirlo, con BG Products el taller puede completar un cambio profesional apoyándose en productos como PN 540 BG Cooling System Cleaner, solución que limpia el circuito de refrigeración de agentes contaminantes (aceite, minerales y oxidación) restableciendo el flujo del refrigerante, evitando el sobrecalentamiento. Además, previene fugas y daños en el sistema.

Además, PN 546 BG Universal Super Cool protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante neutralizando su acidez. También previene fugas y sobrecalentamientos, mejora el intercambio de calor en el sistema y extiende su vida útil.

Y como alternativa a las pequeñas fugas en el sistema, PN 511 BG Cooling System Sealer, compuesto de fibras orgánicas refinadas, inhibidores de óxido y corrosión e ingredientes antiespumantes, sella pequeñas fugas en los núcleos del radiador y el sistema de refrigeración.

Filtros

De la misma manera que conviene cambiar los líquidos, lo más recomendable es sustituir los filtros de forma periódica, tanto el del aire como el del aceite, como decíamos antes.

Neumáticos

Otra de las cosas fundamentales por hacer y sobre todo en verano, es controlar la presión de los neumáticos, pues en esta época tienden a elevar su temperatura.

Batería

Con la cantidad de sistemas electrónicos que llevan las motos actuales es fácil que la batería se agote sin aviso. Por eso, conviene comprobar que los elementos eléctricos estén en perfectas condiciones y no halla fugas de corriente.

Para un buen mantenimiento de la batería, el taller puede ofrecer productos como PN 485 LIMPIADOR DE BORNES-DETECTOR DE FUGAS, PN 490 PROTECTOR DE BORNES, PN 885 LIMPIADOR DE BORNES o PN 483 GRASA DIELÉCTRICA, además de PN 407 LIMPIADOR CAUDALÍMETRO Y CONTACTOS.

Pastillas de freno y cadena

Un buen mantenimiento de moto durante los meses de verano incluye la revisión de elementos tan importantes como las pastillas de freno y la cadena. Si las pastillas de freno tienen un grosor inferior a los 4 cm, ha llegado el momento de cambiarlas. En cuanto a la cadena, debe estar tensada según las recomendaciones del fabricante.

Para el sistema de frenos como para la cadena, BG Products cuenta con soluciones como PN 413 LIMPIA FRENOS, PN 860 ANTI-CHIRRIDOS y PN 605BK GRASA FRENOS, así como PN 84132 DOT 4 BAJA VISCOSIDAD LÍQUIDO.

Y para la cadena, PN 495 LUBRICANTE DE CADENAS

Engrase

En línea con esto, el engrase es fundamental para el buen funcionamiento general, no solamente en el kit de arrastre. También elementos como palancas de cambio y freno o accionamiento de manetas de freno y embrague deben estar bien lubricados de la mano de PN 438 In Force (Antigripante) Es un aceite penetrante activado por iones que detiene la oxidación, lubrica y libera las partes oxidadas.

Por último, BG Products también ofrece al taller productos para el sistema de combustible (PN 2136 ELIMINADOR CORROSIÓN ETANOL) y para la limpieza del sistema de admisión (PF06-N1A5). Elimina los depósitos y otros contaminantes que se acumulan en los sistemas de admisión gasolina. Además, limpia, lubrica y protege el cuerpo de la mariposa y aceleración, tomas de aire y demás componentes.

Las soluciones para motos son otros buenos ejemplos de cómo BG Products y Guaja Trading ayudan a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

Cómo restaurar en el taller la potencia y la eficiencia de los motores GDI de gasolina con una operación ‘6 en 1’

Cómo restaurar en el taller la potencia y la eficiencia de los motores GDI de gasolina con una operación ‘6 en 1’

Los motores gasolina con sistemas de inyección directa, pese a ser muy eficientes y ofrecer unas emisiones muy bajas, acumulan rápidamente mucha suciedad y depósitos, sobre todo, en las boquillas de los inyectores.

Esto hace que se obstruyan sus orificios de pulverización de combustible, provocando que la ECU realice cálculos de dosificación erróneos, lo que acaba resultando en un consumo excesivo y unas emisiones de gases elevadas.

De este modo, la carbonilla generada por estos propulsores no sólo afectará a la eficiencia en términos medioambientales y de ahorro de combustible. También afectará al rendimiento del motor, provocando una perceptible pérdida de potencia, incluso, un mayor consumo de aceite lubricante ¿Podemos corregir estos problemas en el taller con alguna operación sencilla que, además, sea rentable? Sí, gracias a BG Products. Veamos cómo…

El ‘6 en 1’ de BG Products: Servicio BG Platinum para motores GDI

Si bien BG Products ofrece varias soluciones para este problema, veamos cómo actúa el Kit Platimun de limpieza de Admisión e Inyección.

Mediante la herramienta BG Platinum E101-1380 dispersamos en el sistema un limpiador de alta potencia (PN 261 BG Platinum Air Intake, Valve & Combustion Chamber Cleaner) que, en combinación con BG Platinum 44K (que se vierte directamente en el depósito de combustible), para conseguir una correcta atomización en puertos, válvulas y cámaras de combustión.

Para realizar de forma óptima este servicio (y mejorar la productividad del taller) con el Depresor Acelerador Automático podremos acelerar el motor durante ciertos intervalos del Servicio. Y es que BG Rev-It™ acelera el motor automáticamente a las rpm que deseemos y durante los intervalos que marque el servicio que estemos realizando para que los técnicos puedan realizar otros servicios de manera segura mientras el servicio está en funcionamiento.

Entonces ¿qué conseguimos con esta intervención? Con una única operación logramos seis efectos:

  1. Limpiar los inyectores de combustible.
  2. Eliminar los depósitos de la cámara de combustión.
  3. Limpiar el cuerpo del acelerador.
  4. Limpiar el pleno y la toma de aire.
  5. Corregir el equilibrio de combustible y aire en el sistema.
  6. Limpiar las válvulas de admisión y los puertos.

De esta forma, con una operación tan completa para la limpieza del motor como sencilla y rentable para el taller, el coche del cliente de nuestro taller conseguirá cuatro beneficios inmediatos: recuperará la eficiencia del combustible,  restaurará su rendimiento y potencia y reducirá las emisiones contaminantes.

Además, BG Products pone a disposición del técnico del taller una guía de servicio de ayuda para cada marca y modelo de vehículo, que se actualiza continuamente.

La suciedad en los motores de inyección directa de gasolina

Debido a la forma en que trabajan los motores de inyección directa, los detergentes y otros agentes de limpieza agregados al combustible no pueden limpiar puertos y válvulas como sí se produce en los motores de inyección indirecta.

Por eso, a medida que se acumulan kilómetros en los vehículos de los clientes de nuestro taller, tanto el combustible que se inyecta directamente en el motor como el resto de impurezas generadas por el funcionamiento del motor de combustión hacen que se acumule carbonilla. Unos problemas que empiezan a notarse cuando el odómetro alcanza entre los 50.000 y los 100.000 kilómetros.

Seguir el programa de mantenimiento recomendado por el fabricante de cada vehículo, de este modo, ayuda en gran medida a prevenir la acumulación de depósitos de carbonilla en los motores GDI. Esto incluye también, los cambios de aceite, de bujías…Asimismo, realizar una limpieza del sistema de inyección de combustible ayuda a que el propulsor funcione de forma óptima.

El Servicio BG Platinum para motores de gasolina GDI es un ejemplo más de cómo BG Products y Guaja Trading ayudan a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

¿Pérdida de potencia y consumos elevados en motores GDI? Con una sencilla (y rentable) operación en el taller es fácil restablecer su eficiencia

¿Pérdida de potencia y consumos elevados en motores GDI? Con una sencilla (y rentable) operación en el taller es fácil restablecer su eficiencia

Los motores de inyección directa de gasolina modernos, como los propulsores TCE, GDI, THP y TFSI, entre otros, se caracterizan por un considerable incremento en sus prestaciones (par motor, potencia…) respecto a los tradicionales de inyección indirecta, con una reducción de las emisiones y una mejora de los consumos.

Sin embargo, estos propulsores, como ya hemos visto en el blog de BG Products, tienen también sus inconvenientes. Uno de ellos es que acumulan una cantidad mucho mayor de carbonilla en el sistema de admisión, principalmente, en las válvulas. Esto hace que el conductor note una pérdida de potencia, un motor irregular al ralentí o un aumento en los consumos.

Y es que, en este tipo de motores, los depósitos de carbonilla se acumulan en la parte posterior de las válvulas y en los sistemas de admisión de aire. Esto se debe a la colocación del inyector dentro de la cámara de combustión ¿Y es posible eliminar esta suciedad? Sí, aunque requiere una fórmula diseñada específicamente para abordar los depósitos del sistema de inyección.

¿Por qué se acumula tanta carbonilla en los motores GDI?

En primer lugar, el aceite al alcanzar cierta temperatura, empieza a emanar vapores que contendrán carbonilla del propio aceite, situación que se va agravando con el deterioro paulatino del lubricante, y más si se retrasa su sustitución. Y aunque estos vapores son succionados por el motor y añadidos al proceso de combustión, consumiéndolos, esto da como resultado una contaminación más rápida de las partes del motor por donde circulan esos gases, como el colector y las válvulas de admisión.

Otro factor que hace que el sistema de admisión de los motores de GDI se contamine rápidamente, es el hecho de que estos propulsores no se ‘limpian’ con la gasolina, ya que el combustible se inyecta directamente en la cámara de combustión. En los sistemas de pulverización previa a la válvula (inyección indirecta), la gasolina limpia constantemente la válvula haciendo que los residuos no se acumulen.

¿Y cómo podemos limpiar en el taller esa suciedad y recuperar la potencia del motor?

Gracias a BG Products, podemos afrontar la limpieza del sistema de admisión/ inyección directa de gasolina de hasta tres formas distintas.

OPCIÓN 1.- Por un lado, podemos realizar, como parte del servicio del sistema de combustible BG, una limpieza altamente efectiva de todo el sistema de alimentación gasolina y de admisión gasolina, gracias a la herramienta BG 22 VIEW VIA® y los limpiadores del sistema de admisión PN 260 BG Air Intake and Valve Cleaner y del sistema de inyección PN 201 Fuel Injection & Combustion Chamber Cleaner.

OPCIÓN 2.- Otra posiibilidad sería con el Kit Platimun de limpieza de Admisión e Inyección que, mediante la herramienta BG Platinum, que dispersa un limpiador de alta potencia (PN 261 BG Platinum Air Intake, Valve & Combustion Chamber Cleaner) y, en combinación con BG Platinum 44K (que se vierte directamente en el depósito de combustible), consigue una correcta atomización en puertos, válvulas y cámaras de combustión.

OPCIÓN 3.- Y la alternatvia más sencilla para el taller (y también la más económica para el cliente) vendría de la mano de BG Aerosol Carbon Eliminator, el eliminador de carbonilla que elimina los depósitos y otros contaminantes que se acumulan en los sistemas de admisión gasolina.

Cómo funciona BG Aerosol Carbon Eliminator

Si bien con este aerosol, fácil de usar y que no requiere maquinaria específica, no acometeremos una limpieza tan profunda que con los dos métodos anteriores, obtendremos resultados realmente sorprendentes, ya que limpia, lubrica y protege la mariposa de admisión, el cuerpo del acelerador,  las válvulas de control de aire y demás componentes, sin dañar el catalizador o el sensor de oxígeno (sonda lambda).

Una vez que el motor alcanza su temperatura normal de funcionamiento, se apaga, se retira el conducto de admisión y se vuelve a arrancar. Aceleramos 2 veces el motor y lo dejamos al ralentí. Entonces pulverizamos BG Aerosol Carbon Eliminator directamente sobre la placa del acelerador en intervalos de 5 segundos con un período de descanso de 15 segundos entre pulverizaciones.

Después, aceleramos brevemente el motor una vez por minuto a 3.500 rpm y dejamos que el motor se recupere a ralentí entre pulverizaciones hasta que se vacíe el aerosol. Esto es importante ya que la aplicación de limpiador sin períodos de descanso puede sobrecalentar el catalizador y/o provocar daños en el motor. Una vez hayamos terminado, apagaremos el motor y volveremos a conectar el conducto de admisión, para realizar una prueba dinámica del vehículo durante unos 20 minutos para eliminar todo el limpiador restante.

Para que el resultado de la operación sea óptimo, conviene cambiar el aceite y el filtro después de este servicio.

Todas estas soluciones que mejoran el rendimiento y la potencia del motor son buenos ejemplos de cómo BG Products y Guaja Trading ayudamos a los talleres a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, consiguen clientes satisfechos ¿Aún no nos conoces?

Cómo eliminar en el taller los lodos del motor sin tener que desmontarlo, con operaciones sencillas y rentables

Cómo eliminar en el taller los lodos del motor sin tener que desmontarlo, con operaciones sencillas y rentables

Los mantenimientos periódicos previenen muchas averías, si bien dichas revisiones no eximen al automovilista de que compruebe periódicamente algo tan básico como los niveles de aceite o de refrigerante, o la presión de los neumáticos de su vehículo. Y es que una variación anómala de los dos primeros, por ejemplo, le pueden advertir de un problema en el motor, como puede ser la aparición de lodos.

Una de las causas de un aumento del nivel de aceite puede estar en la formación de lodos (o fangos) en el motor, un problema que ocurre con frecuencia en algunos motores. ¿Cuál es la causa de su formación? Las dos explicaciones más sencillas serían que, o bien el aceite se ha mezclado con agua y carburante o porque el lubricante ha excedido su vida útil. ¿Y es posible eliminarlos sin tener que desmontar todo el motor y limpiar sus partes? Sí, gracias a las soluciones de BG Products…

¿Por qué se forman los lodos en el motor?

Si bien se suele echar la culpa al aceite, en realidad el lubricante es la víctima y no el causante de este problema ¿Por qué? Los gases que deja la mala combustión no se evaporan ni se procesan correctamente. Estos vapores proceden de un mal sellado de los anillos en los cilindros que permiten que haya “bombeo” de esos gases al cárter que luego se condensan. Si el aceite no llega a su temperatura mínima de trabajo, estos residuos no se evaporan y se inicia la formación de lodos que van convirtiéndose en ‘costras’ adheridas a las distintas partes del motor, muy difíciles de eliminar.

Y es que el aceite del motor que se deposita en el cárter, cuando el propulsor no está trabajando, va recogiendo la humedad acumulada de las paredes del cárter. De este modo, prolongar los intervalos de cambio de aceite contribuye a la formación de lodos.  La razón es que, con el tiempo, el aceite se degrada, va perdiendo sus propiedades, con lo que no puede realizar la limpieza del motor de forma adecuada: pierde lubricidad, untuosidad y el resto de sus características.

Asimismo, otro condicionante que favorece la formación de lodos de aceite en el motor, es una conducción excesiva a bajo régimen de vueltas y bajas velocidades, o con paradas y arranques continuos en distancias cortas ¿Por qué? Con este tipo de conducción, el motor nunca alcanza su temperatura óptima de servicio. De igual forma, los climas cálidos y húmedos, o fríos y húmedos, también favorecen la formación de lodos en el aceite.

¿Cómo evitar la formación de lodos en el motor?

Aunque los fabricantes de lubricantes cuidan al máximo sus formulaciones, la introducción de alcoholes (etanol y otros) en los carburantes ha agudizado este problema. Por ello, conviene recordar al cliente del taller algunas buenas prácticas que reducen la posibilidad de aparición de lodos en el motor.

Así, no abusar de una conducción a baja revoluciones, reducir los intervalos de cambio de aceite y filtro, recomendar el uso de lubricantes de calidad, mantener una buena puesta a punto del motor (que mantenga una buena combustión) son algunos ejemplos de esas buenas prácticas, que mejoran la vida del lubricante y del motor, y limitan la aparición de logos o fangos en el motor.

¿Y qué solución tiene el taller para sus clientes?

La única forma de arreglar este problema sería desarmar el motor y limpiar todas sus partes, en especial, los conductos de lubricación del bloque, cigüeñal y bielas, es decir las “venas” y las “arterias” del motor, además de proporcionar una “higiene total” al corazón, es decir, la bomba de aceite. Sin embargo, esta operación requiere desmontar y desarmar el motor hasta su último tornillo lo que puede elevar el importe de la factura, algo que puede desanimar al cliente.

¿Y qué pasa si no se eliminan esos lodos del motor? Un motor seriamente dañado por lodos (o fangos) puede desembocar en un motor inservible. Además, la acumulación de lodos no solo cuesta dinero cuando el motor se apaga, ya que el motor lo ‘paga’ en ineficiencia y pérdida potencia, así como en un mayor consumo de combustible.

Entonces ¿podemos ofrecerle una alternativa? Limpiar los lodos depositados en el motor no es fácil. Requiere una limpieza como la que proporcionan las soluciones de BG Products. Primero, el profesional del taller puede aplicar BG EPR® Engine Performance Restoration®, que suaviza los depósitos y los disuelve para que puedan ser filtrados.

Además, podemos añadir un aditivo de aceite como BG MOA® Advanced Formula para fortalecer el aceite y aumentar su capacidad para tolerar el calor y la presión. Y es que BG MOA previene la degradación y el espesamiento del aceite, mantiene el motor bien lubricado y ayuda a prevenir los sedimentos.

BG EPR y BG MOA son dos ejemplos más de cómo BG Products y Guaja Trading ayudamos a los talleres a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, consiguen clientes satisfechos ¿Aún no nos conoces?

Por qué los motores pierden potencia con el tiempo (y cómo restaurarla con operaciones sencillas en el taller)

Por qué los motores pierden potencia con el tiempo (y cómo restaurarla con operaciones sencillas en el taller)

Motores más eficientes, más potentes y menos contaminantes, pero sometidos también a una mayor presión. Así se podría resumir por dónde han ido las innovaciones tecnológicas recibidas por los propulsores en las últimas décadas. Sin embargo, estos motores van perdiendo fuerza con el tiempo (y los kilómetros) debido a diversos factores (más allá de posibles averías).

De este modo, una vez más y como insistimos desde BG Products, efectuar un adecuado mantenimiento es, si cabe, aún más importante en estos motores. De ahí, el papel fundamental del taller como asesor del cliente para recomendar no sólo las revisiones prescritas por el fabricante de su vehículo, sino también la realización de sencillas operaciones que restauran las prestaciones del motor, perdidas por las consecuencias de ese paso del tiempo y de las condiciones de trabajo a las que se ven sometidos los propulsores modernos.

Los componentes que más influyen en la pérdida de potencia (y cómo restaurarla)

Son muchos los elementos que intervienen en la entrega de potencia. Muchos de ellos están sometidos a gran estrés (y desgaste) y otros, a las consecuencias de la propia combustión (altas temperaturas, carbonilla y otras impurezas…). Repasamos las principales piezas y componentes que pueden estar detrás de una pérdida de potencia de motor, y cómo con algunos consejos (y operaciones sencillas y rentables para el taller, gracias a BG Products) es posible restaurar sus prestaciones.

Filtro de aire

Encargado de evitar que las impurezas entren en la admisión del motor, si tiene mucha suciedad, la cantidad de aire adecuada no llegará al motor y no funcionará correctamente. El consumo se disparará y ofrecerá menos potencia. De ahí, la importancia de recomendar su sustitución periódica (una vez al año, lo aconsejable).

Filtro de combustible

Al evitar que las impurezas lleguen al bloque motor, si está taponado, el cliente del taller notará pérdidas de potencia en su vehículo, sobre todo, cuando más exija al motor. Además de su sustitución cuando recomiende el fabricante del vehículo, usar periódicamente BG 44K Limpiador Premium de Inyección Gasolina PN 208 (o BG 245, si el motor es diesel) eliminará las impurezas del sistema de combustible, con lo que el filtro se mantendrá más limpio durante su vida útil.

Inyectores

Los fallos de los inyectores pueden venir por la obstrucción por impurezas o porque el combustible se ha mezclado con agua. Una limpieza profunda del sistema de alimentación diésel como la que se consigue con BG Diesel VIA® PN 9700-550 y BG Diesel Care (o con la BG 22 VIEW VIA® y PN 201 Fuel Injection & Combustion Chamber Cleaner —Limpiador de inyección directa de gasolina— o PN 210 Fuel Injection System Cleaner —Limpiador de inyección indirecta de gasolina—), permitirá recuperar la atomización de los inyectores y recuperar la potencia del motor.

Bomba de combustible

Ya sea de alta presión en los motores turbodiésel modernos con sistema common rail, o de baja presión, una bomba obstruida también puede provocar una pérdida de potencia al impedir que llegue la gasolina o el gasóleo necesario al motor. Para cuidarla, mejor recomendar combustibles de calidad.

Turbos

Están sometidos a un estrés máximo por lo que un mal mantenimiento y algunos vicios en la conducción (como no dejar enfriar antes de apagar el motor tras un largo periodo de máxima exigencia —un trayecto de varias horas sin parar y a altas velocidades—) pueden dañarlo. BG EPR Limpiador de circuitos de lubricación PN 109 suaviza y disuelve los depósitos difíciles de eliminar de los segmentos del pistón. Además, limpia los micropasajes para mantener la función hidráulica crítica de actuadores de trenes de válvulas y turbocompresores. Válido para motores gasolina y diesel, restaura la eficiencia del combustible y evita el consumo excesivo de aceite.

Bujías

Tan sencilla como importante, esta pieza de los motores de gasolina, si está en mal estado puede crear carbonilla en las cámaras de combustión. Al igual que con el filtro del aire, su sustitución periódica es sencilla, económica para el cliente y altamente recomendable por el taller.

Catalizador

Se puede taponar, romperse e incluso quemarse. Si no funciona adecuadamente, los gases no circulan y el motor puede perder potencia. Un buen mantenimiento, optimiza el proceso de combustión y evita humos excesivamente sucios que acaben obstruyéndolo. También, usar un limpiador del sistema de admisión (diesel o gasolina) para mantener el motor limpio y reducir las sustancias nocivas, además de un aditivo para fortificar el aceite (BG DOC —motores diesel— y BG MOA —gasolina), así como un servicio de restauración dinámica del motor que, entre otros beneficios, reduzca la cantidad de aceite no deseado que llega al convertidor catalítico.

Filtro de partículas (FAP o DPF)

Si está muy sucio, no cumplirá su función y el motor perderá potencia. Para recuperar las prestaciones del filtro antipartículas, BG Products dispone del servicio de restauración del DPF y del sistema de emisiones. Este servicio utiliza el BG 12Q VIA, ™ PN 9300, para calentar el limpiador BG DPF & Emissions System Restoration PN 2581 e introducirlo por la entrada de aire para eliminar los depósitos de hidrocarburos acumulados.

Válvula EGR

Fallo habitual en los coches diesel, una válvula de recirculación de gases de escape obstruida reduce la potencia del motor y aumenta las emisiones. Y con una EGR en mal estado, la ITV del vehículo de tu cliente será desfavorable. En cambio, si recomendamos limpiadores de válvulas EGR suavizaremos y eliminaremos los depósitos de carbonilla de la válvula EGR, el enfriador y las vías EGR que conducen al colector de admisión, sin necesidad de sustituirla.

Como puedes comprobar, BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, consiguen clientes satisfechos ¿Aún no nos conoces?