Si quieres rentabilizar en tu taller los cambios del líquido de frenos no te pierdas estos consejos

Si quieres rentabilizar en tu taller los cambios del líquido de frenos no te pierdas estos consejos

El líquido de frenos es, por así decirlo, la ‘sangre’ del sistema de frenado. Este fluido, que está sometido a una presión y estrés constantes, discurre por un circuito cerrado entre su depósito, la bomba hidráulica, y las líneas de frenado, las ‘tuberías’ que llevan el fluido a las pinzas de freno. La bomba hidráulica presuriza el sistema y esa presión es la que permite que, con una leve presión del pedal, sea posible detener rápidamente una máquina de, como poco, 1.000 kilos. Así, sin líquido de frenos o con un fluido muy deteriorado no es posible detener el vehículo con eficacia y seguridad.

De ahí la importancia de usar en el taller un líquido de frenos de máxima calidad, que asegure al cliente que mantendrá todas sus propiedades entre cambios —cada 2 años o 40.000 km en un uso convencional del vehículo—, así como de una sustitución eficiente del fluido que elimine totalmente el usado para que el sistema esté limpio para recibir el líquido nuevo, y que no se contamine desde el principio con las impurezas que puedan quedar en el circuito. Y todo esto es posible gracias a las soluciones que BG Products propone al taller de mantenimiento y reparación de vehículos.

Apuntes básicos para el profesional sobre el líquido de frenos

Bajo la norma DOT (Department of Transportation) los hay de cuatro tipos: DOT 3, DOT 4, DOT 5 y DOT 5.1. Los líquidos de frenos DOT 3, DOT 4 y DOT 5.1 son químicamente similares y comparten características: contienen glicol-éter y ésteres de borato; nuevos son incoloros o de color amarillo pálido y transparentes; y son higroscópicos, es decir, atraen al agua y se mezclan con ella. Aunque el sistema de frenado es estanco —siempre que no haya fugas— es inevitable que, con el tiempo, el fluido absorba algo de humedad.

Por su parte, el líquido de frenos DOT 5, menos común, es diferente. Al ser a base de silicona es hidrofóbico, es decir, repele el agua. De esta forma, cuando entra humedad en un sistema de frenos con este tipo de líquido, el agua forma una capa separada en lugar de mezclarse con el líquido, lo que acaba provocando problemas de corrosión.

Cada tipo de líquido de frenos tiene su propio estándar de punto de ebullición mínimo y cada uno debe cumplir sus especificaciones. Asimismo, la viscosidad (espesor) del fluido es cada vez más importante por los avances en sistemas de seguridad como el control de estabilidad, el antibloqueo de frenos o el control de tracción.

¿Se puede mezclar un líquido de frenos con otro de distinto DOT?

El cambio del líquido de frenos es una operación tan sencilla y rutinaria en el taller que, quizá, no se le presta una especial atención. Sin embargo, se trata de una intervención que puede ser muy rentable para tu negocio, gracias a BG Products…

Al realizar esta operación, siempre se debe usar el tipo de líquido de frenos especificado por el fabricante del vehículo. No obstante, esto tiene sus matices, ya que es posible utilizar un tipo superior.

De esta forma, si un automóvil requiere un líquido DOT 4, no puede sustituirse por un DOT 3. Sin embargo, si el requerido es DOT 3, es aceptable usar un DOT 4 o DOT 5.1 en su lugar. Eso sí, nunca se pueden mezclar (o sustituir) cualquiera de ellos con un DOT 5. Y es que, si un líquido a base de glicol se mezcla con uno a base de silicona, la mezcla se gelificará y causará daños catastróficos al sistema.

Rentabilidad para el taller: las soluciones de BG Products

Al estar sometido a altas presiones y temperaturas, el líquido de frenos va perdiendo propiedades y, por tanto, eficacia. Si a esto le añadimos la humedad que ha ido acumulando tendremos que el fluido que vamos a sustituir poco tendrá que ver con el que entró en el sistema.

Por eso, es importante cambiar el líquido de frenos de forma adecuada. Al ser un circuito cerrado, no debe tener burbujas de aire en su interior. Por ello, el purgado del circuito de frenado es vital de lo contrario, el coche no frenará adecuadamente.

Y es que el líquido viejo habrá generado residuos que acabarán llegando al líquido nuevo si no lo eliminamos completamente del sistema antes de introducir éste, algo que con el sistema tradicional utilizado para la sustitución del líquido de frenos es muy difícil de conseguir.

Cambios del líquido de frenos más eficientes y productivos

Sin embargo, BG Products tiene la solución para el profesional de taller. Y es que, con la Máquina Intercambio Líquido de Frenos (BG PF7 Brake System Service) eliminaremos de manera rápida, efectiva y limpia, y en pocos minutos, el líquido usado, reemplazándolo por el nuevo. Además, el líquido viejo irá a su propio recipiente lo que facilitará su manipulado y posterior reciclaje.

Además, para facilitar aún más esta operación al mecánico profesional, éste dispone de una completa gama de Adaptadores (PN FES 4350).

Y para una operación más rentable (y conseguir resultados que dejen satisfechos a nuestros clientes), BG Products dispone de un líquido de frenos de alta calidad para cada necesidad. Así, sus líquidos de frenos DOT 3, DOT 4, Super DOT 4 y DOT 4 de baja viscosidad, que cumplen con todas las especificaciones internacionales, ofrecen la máxima protección frente a altas temperaturas y puntos de ebullición más allá de los requerimientos mínimos, además de proteger contra la corrosión y la humedad.

BG Products completa su oferta para el sistema de frenado con el Limpiador de Frenos PN 413 BG Brake Cleaner; el Antichirridos PN 860 BG Stop Squeal; y la Grasa de Frenos PN 605 BG Brake Lube.

Y es que, BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

 

¿Por qué es importante el aceite de las transmisiones automáticas? Consejos para el taller

¿Por qué es importante el aceite de las transmisiones automáticas? Consejos para el taller

El cambio del líquido o aceite de las transmisiones automáticas es una de las operaciones que mayor aumento ha experimentado en el taller en los últimos años. No en vano, si entre 2010 y 2016 los coches con cambios automáticos apenas suponían un 6,5% de las matriculaciones, esta cifra era ya del 12% en 2017. Y desde entonces el incremento ha sido mucho más vertiginoso aún si cabe (en gran medida por el aumento de las ventas de vehículos híbridos), hasta suponer el 38,1% de las matriculaciones sólo en el primer semestre… de 2021.

Esto quiere decir que la tendencia al alza es más que evidente. Tanto que son cada vez más los expertos que señalan, incluso, que los días de los cambios manuales están contados. Sin embargo, mientras asistimos a ver si se cumplen o no estas predicciones lo cierto es que cada vez más son los clientes que acuden al taller para la sustitución del líquido o aceite de las transmisiones automáticas. Una operación que el mecánico profesional puede realizar de forma eficiente y rentable para su negocio (al tiempo que plenamente satisfactoria para su cliente), con los aceites para transmisiones automáticas de BG Products

¿Por qué es importante el aceite de las transmisiones automáticas?

Las transmisiones automáticas requieren de presión hidráulica para su funcionamiento. Por ello, se desarrolló un líquido que generase dicha presión para mover todos los componentes de la transmisión. Además, este fluido también lubrica todos los elementos internos y los protege contra el desgaste, las altas temperaturas….

Sin embargo, conforme pasan los kilómetros, el aceite de las transmisiones automáticas pierde algunas de sus propiedades originales, como la viscosidad, lo que provoca que la presión hidráulica deje de ser eficiente, de modo que el conductor empezará a percibir fallos en el cambio de marchas. Es entonces cuando ha llegado el momento de cambiar el líquido de la transmisión.

En general, y salvo que el fabricante del vehículo diga otra cosa, lo más recomendable es sustituirlo cada 100.000 kilómetros o cada 8 años (lo que antes ocurra).

La revisión del nivel del líquido de la transmisión

Mantener un nivel correcto de aceite ayudará al cliente de nuestro taller a evitar averías. De ahí, la importancia de recomendar a nuestro cliente su vigilancia cada cierto tiempo. Además, en el taller, conviene comprobarlo en cada revisión periódica. Y es que tan malo es que el nivel del aceite de las transmisiones automáticas esté bajo como excesivamente alto.

Si el nivel del líquido ATF (también conocido así por las siglas del inglés Automatic transmission fluid) está bajo, la bomba de aceite arrastrará aire junto con el fluido, lo que producirá burbujas en el interior del circuito hidráulico. Esto a su vez hace que disminuya la presión hidráulica y provoca cambios lentos y deslizamiento de los embragues y frenos.

Por el contrario, si el nivel de fluido es excesivo, los engranajes lo batirán transformándolo en espuma y se producirán las mismas consecuencias que pueden ocurrir con el nivel bajo.

De igual forma, es fundamental elegir el aceite correcto para cada transmisión (cada tipo usa uno específico). Y es que el uso de un fluido incorrecto no sólo puede causar una mala calidad en la ejecución de los cambios, sino que además puede producir daños, incluso, la rotura de la transmisión, provocando una grave (y cara) avería (mala relación en los paquetes de embrague, ruidos por rodamientos, horquillas… roturas y desgaste, mala gestión electrónica, fallos en las electroválvulas, rotura del tambor donde se alojan los discos, fallos en la bomba del aceite…).

Aceite de las transmisiones automáticas: las soluciones de BG Products

Para facilitar el trabajo en el taller, BG Products ayuda al mecánico profesional con una solución adaptada a cada tipo de caja de cambios.

De este modo, para los cambios automáticos por convertidor de par, los talleres disponen de dos tipos de fluidos: ATF Premium y ATF Baja Viscosidad, que ofrecen una excelente protección térmica y de control de la corrosión.

Mientras, para las transmisiones automáticas con variador continuo (CVT), la solución de BG Products pasa por el fluido PN 318 Universal CVT Fluid, que, además de una excelente protección de los componentes internos, ofrece una estabilidad térmica superior.

Por último, para los cambios automáticos de doble embrague (DSG, S-tronic, PDK, DKG, EDC…), que precisan un mayor mantenimiento al del resto de opciones, el mecánico profesional cuenta con BG Universal Synthetic DCT Fluid, que mantiene en perfecto estado todos los sincronizadores, rodamientos y embragues húmedos, y proporciona una protección excepcional de los componentes y una mayor fiabilidad del servicio.

Como ves, desde BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, consiguen clientes satisfechos.
¿Aún no nos conoces?

 

Soluciones de BG Products para el sistema de refrigeración

Soluciones de BG Products para el sistema de refrigeración

La gestión de la temperatura del motor es clave para lograr que su rendimiento sea el adecuado. De este modo, un sistema de refrigeración en buen estado es vital para el funcionamiento del vehículo.

No en vano, en él intervienen diversos componentes que, para que trabajen de forma óptima y tengan una mayor vida útil, necesitan que el líquido refrigerante esté en las mejores condiciones durante los dos años o 40.000 kilómetros (lo que llegue primero) a los que conviene ser reemplazado —los refrigerantes orgánicos pueden aguantar hasta 5 años u 80.000 kilómetros—.

Y para conseguirlo, las soluciones de BG Products, que ofrecen al taller cuatro motivos por los que se convierten en su mejor opción para el mantenimiento del sistema de refrigeración.

El líquido refrigerante en el sistema de refrigeración

Todos los motores de combustión térmica necesitan un fluido que se encargue de enfriar el motor, recorriendo el circuito cerrado: sistema de refrigeración. Los elementos que intervienen en este flujo son el ventilador, el radiador, el termostato y el intercambiador, además de la bomba de agua.

En los motores de combustión actuales, esta tarea se realiza casi exclusivamente mediante un líquido refrigerante con base de agua (los sistemas de refrigeración por aire prácticamente han desaparecido). De ahí que se hable comúnmente de refrigeración por ‘agua’, líquido que fue el que se usaba comúnmente hasta que se fue sustituyendo por un líquido refrigerante con anticongelante.

Y es que dado que el agua se congela a bajas temperaturas y el hielo resultante puede causar daños en el bloque del motor, esto se evita al añadirse un compuesto anticongelanteEste líquido no solo proporciona una muy baja temperatura de congelación, sino que también soporta, en estado puro, temperaturas cercanas a los 200 ºC sin entrar en ebullición.

El anticongelante tiene, por lo tanto, la cualidad de aumentar el punto de ebullición de la mezcla de refrigerante para proteger al sistema frente al sobrecalentamiento, además de formar una capa protectora en todo el sistema de refrigeración, que evita así depósitos indeseados producidos por el agua o la corrosión.

Los cuatro motivos para elegir las soluciones de BG Products

Los motivos:

1 Impedimos el sobrecalentamiento del radiador.

2 Mantenemos la temperatura constante incluso en condiciones extremas de funcionamiento.

3 Evitamos la degradación del líquido refrigerante.

4 Limpiamos el circuito antes de añadir el nuevo refrigerante, aspecto este fundamental y al que, en muchas ocasiones, no se le presta la atención debida ¿O es que echarías un buen vino en una copa sucia?

Las soluciones:

De este modo, el profesional del taller puede contar con dos productos básicos del Servicio del Sistema de Refrigeración de BG: BG Cooling System Cleaner y BG Universal Super Cool.

PN 540 BG Cooling System CleanerEl Servicio del Sistema de Refrigeración de BG limpia y repone todo el sistema con cada cambio de refrigerante. En primer lugar, se añade al sistema PN 540 BG Cooling System Cleaner, solución que limpia el circuito de refrigeración de agentes contaminantes (aceite, minerales y oxidación) restableciendo el flujo del refrigerante, evitando el sobrecalentamiento. Además, previene fugas y daños en el sistema de refrigeración.

PN 546 BG Universal Super CoolDespués, PN 546 BG Universal Super Cool protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante neutralizando su acidez. También previene fugas y sobrecalentamientos, mejora el intercambio de calor en el sistema y alarga su vida útil.

Y para retirar el líquido viejo (y reponerlo con refrigerante nuevo, protegido y fortificado con BG Universal Super Cool®), BG Products facilita el trabajo del mecánico profesional con las máquinas de intercambio BG MVP (Multi-Vehicle Platform),compatible para su uso en cualquier vehículo con sistema de refrigeración, incluidos eléctricos (EV) e híbridos eléctricos (HEV), o BG CT6 (para vehículos pesados)

En BG Products y Guaja Trading seguimos ayudando a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

 

¿Quieres mejorar la productividad de tu taller? Empieza por unos cambios más eficientes del líquido de frenos

¿Quieres mejorar la productividad de tu taller? Empieza por unos cambios más eficientes del líquido de frenos

El correcto funcionamiento del sistema de frenos no solo depende del mantenimiento de sus componentes mecánicos e hidráulicos, sino también del estado y la calidad del líquido de frenos, que debe transformar la presión mecánica ejercida sobre el pedal en presión hidráulica en la pinza de freno. Además de este papel fundamental, el líquido de frenos se encarga de mantener lubricado el sistema de frenos y de proteger sus componentes frente a la corrosión.

Por ello, es fundamental un buen mantenimiento de este fluido y que pasa por, al menos, una revisión anual en el taller para comprobar su estado —y, por parte del cliente, de forma periódica para verificar su nivel— y su sustitución cada 2 años o 40.000 km por regla general. Una operación, la del reemplazo del líquido de frenos, que puede ser más eficiente y rentable para el taller gracias a BG Products, ayudando a mejorar su productividad…

El peligro de la condensación

El sistema de frenado está compuesto de tuberías y piezas metálicas. Y para que estén en buenas condiciones, es importante que el líquido de frenos se sustituya periódicamente, ya que, de no ser así, puede aparecer uno de sus mayores enemigos: la condensación. Y como todo profesional del taller sabe,  para un sistema hidráulico de frenos como puede ser un ABS, es muy peligroso que haya partículas de agua en el líquido de frenos.

No en vano, el ABS está compuesto por una serie de válvulas mecánicas en las que, si tienen partículas de agua, puede aparecer el óxido. La consecuencia de esto es que las válvulas tendrán más dificultad para abrir y cerrar correctamente, con el consecuente peligro a la hora de frenar el coche en una frenada de emergencia. Y si las válvulas no hacen su trabajo, las ruedas del coche acabarán patinando al pisar con fuerza el pedal de freno.

Todo ello teniendo en cuenta, además, que a medida que pasa el tiempo, el líquido de frenos absorbe cierta humedad, lo que acaba afectando al punto de ebullición que puede llegar a disminuir hasta un 20% en tan solo dos años (de ahí la importancia de cumplir con la recomendación de los fabricantes).

Cambios más eficientes del líquido de frenos

Para una sustitución eficiente, productiva (y rentable) del líquido de frenos, el taller puede contar con la Máquina Intercambio Líquido de Frenos (BG PF7 Brake System Service).

Esta novedosa herramienta elimina de manera rápida, efectiva y limpia, y lo que es aún más importante, en pocos minutos, el líquido de frenos usado, reemplazándolo por el fluido nuevo. Además, un indicador visual avisa al técnico cuándo necesita ser rellenada con el líquido nuevo.

¿Quieres comprobar lo realmente sencillo y rápido que puede ser el cambio del líquido de frenos con BG PF7? No te pierdas este vídeo:

Con esta operación ayudamos a prevenir la corrosión en el cilindro maestro (o bomba de freno), limpiamos de barnices el sistema de frenos, eliminamos el aire que pueda haberse colado en las líneas de freno, además de lógicamente, reemplazar el líquido de frenos desgastado por el nuevo.

Para completar su sustitución eficiente, e independientemente del tipo de vehículo que visite tu taller, BG Products ofrece al taller el líquido de frenos de alta calidad más adecuado. De este modo, el mecánico profesional puede elegir entre líquidos de frenos DOT 3, DOT 4, Super DOT 4 y DOT 4 de baja viscosidad, que cumplen con todas las especificaciones internacionales.

Además, para facilitar aún más esta operación al profesional del taller, éste dispone de una completa gama de Adaptadores (PN FES 4350).

La oferta de BG Products para el sistema de frenos se completa con el limpiador De Frenos PN 413 BG Brake Cleaner, el antichirridos PN 860 BG Stop Squeal y la Grasa de frenos PN 605 BG Brake Lube.

Y es que, BG Products y Guaja Trading ayudan a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

 

Las motos y el verano: consejos para prescribir en el taller el mejor mantenimiento a tus clientes moteros

Las motos y el verano: consejos para prescribir en el taller el mejor mantenimiento a tus clientes moteros

Con la llegada del verano muchos apasionados de las dos ruedas planifican escapadas o  viajes de vacaciones a lomos de su apreciada cabalgadura. Sin embargo, unos cuantos volverán a coger su joya de dos ruedas después de un tiempo de inactividad. Otros, en cambio, la usan a diario y están expuestos a las altas temperaturas estivales y el uso intensivo con lo que se hace fundamental practicar unos buenos cuidados para mantenerla al 100% de sus facultades.

Y es que, le dé el uso que le dé a su moto el cliente del taller es fundamental recomendar (mejor dicho, prescribir como si fuéramos su ‘médico de cabecera’), un buen mantenimiento de la moto, pues éste sufre como un vehículo de cuatro ruedas los pocos o nulos cuidados afectando a su rendimiento e, incluso, a su vida útil. En este sentido, ¿sabes que BG Products pone al alcance del taller numerosas soluciones formuladas para cubrir las necesidades de los vehículos de dos ruedas?

Consejos para el mejor mantenimiento de las motos

Líquidos: aceite

Parece tan evidente pero la realidad es que muchos motoristas no se asoman ni de vez en cuando a comprobar el nivel del aceite y reponerlo o sustituirlo si ha llegado el momento.

En este caso, el taller puede recomendar el Kit de Cambio de Aceite de BG Products, la operación de mantenimiento que optimiza el rendimiento de la moto y protege su motor ¿En qué consiste? Se basa en tres productos, con hasta cuatro tamaños distintos para dar respuesta a todas las motos, independientemente de su tamaño/cilindrada, desde el ciclomotor más pequeño hasta la moto de carretera más grande.

La primera solución del kit es BG Engine Performance Restoration que restaura la potencia y la compresión a su rendimiento de fábrica, eliminando los depósitos de carbón o carbonilla, lodos y barnices de los segmentos del pistón y los micropasajes. A continuación, BG Engine Performance Concentrate, específicamente formulado para motos y que se agrega al aceite nuevo, ayuda a mantener la limpieza y el rendimiento del motor, incluso en condiciones difíciles de funcionamiento.

El Kit se completa con BG 44K, la solución que restaura la eficiencia del combustible al eliminar la carbonilla de las válvulas de admisión, cabeza del pistón, los inyectores y la cámara de combustión. De este modo, mantiene el sistema limpio entre cambios de aceite, simplemente, añadiéndolo al depósito del combustible.

Esta operación se puede completar, además de con el cambio del filtro, con el aceite de motor PN 777 BG SAE 20W-50 High-Performance 4-Stroke Engine Oil, diseñado para motores de gasolina refrigerados por aire y agua y que cumple normativa JASO MA / MA2 T903: 2011.

Líquidos: refrigerante

Igual que es fundamental verificar el nivel del aceite, también lo es comprobar el del refrigerante. Asimismo, si ha llegado el momento de sustituirlo, con BG Products el taller puede completar un cambio profesional apoyándose en productos como PN 540 BG Cooling System Cleaner, solución que limpia el circuito de refrigeración de agentes contaminantes (aceite, minerales y oxidación) restableciendo el flujo del refrigerante, evitando el sobrecalentamiento. Además, previene fugas y daños en el sistema.

Además, PN 546 BG Universal Super Cool protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante neutralizando su acidez. También previene fugas y sobrecalentamientos, mejora el intercambio de calor en el sistema y extiende su vida útil.

Y como alternativa a las pequeñas fugas en el sistema, PN 511 BG Cooling System Sealer, compuesto de fibras orgánicas refinadas, inhibidores de óxido y corrosión e ingredientes antiespumantes, sella pequeñas fugas en los núcleos del radiador y el sistema de refrigeración.

Filtros

De la misma manera que conviene cambiar los líquidos, lo más recomendable es sustituir los filtros de forma periódica, tanto el del aire como el del aceite, como decíamos antes.

Neumáticos

Otra de las cosas fundamentales por hacer y sobre todo en verano, es controlar la presión de los neumáticos, pues en esta época tienden a elevar su temperatura.

Batería

Con la cantidad de sistemas electrónicos que llevan las motos actuales es fácil que la batería se agote sin aviso. Por eso, conviene comprobar que los elementos eléctricos estén en perfectas condiciones y no halla fugas de corriente.

Para un buen mantenimiento de la batería, el taller puede ofrecer productos como PN 485 LIMPIADOR DE BORNES-DETECTOR DE FUGAS, PN 490 PROTECTOR DE BORNES, PN 885 LIMPIADOR DE BORNES o PN 483 GRASA DIELÉCTRICA, además de PN 407 LIMPIADOR CAUDALÍMETRO Y CONTACTOS.

Pastillas de freno y cadena

Un buen mantenimiento de moto durante los meses de verano incluye la revisión de elementos tan importantes como las pastillas de freno y la cadena. Si las pastillas de freno tienen un grosor inferior a los 4 cm, ha llegado el momento de cambiarlas. En cuanto a la cadena, debe estar tensada según las recomendaciones del fabricante.

Para el sistema de frenos como para la cadena, BG Products cuenta con soluciones como PN 413 LIMPIA FRENOS, PN 860 ANTI-CHIRRIDOS y PN 605BK GRASA FRENOS, así como PN 84132 DOT 4 BAJA VISCOSIDAD LÍQUIDO.

Y para la cadena, PN 495 LUBRICANTE DE CADENAS

Engrase

En línea con esto, el engrase es fundamental para el buen funcionamiento general, no solamente en el kit de arrastre. También elementos como palancas de cambio y freno o accionamiento de manetas de freno y embrague deben estar bien lubricados de la mano de PN 438 In Force (Antigripante) Es un aceite penetrante activado por iones que detiene la oxidación, lubrica y libera las partes oxidadas.

Por último, BG Products también ofrece al taller productos para el sistema de combustible (PN 2136 ELIMINADOR CORROSIÓN ETANOL) y para la limpieza del sistema de admisión (PF06-N1A5). Elimina los depósitos y otros contaminantes que se acumulan en los sistemas de admisión gasolina. Además, limpia, lubrica y protege el cuerpo de la mariposa y aceleración, tomas de aire y demás componentes.

Las soluciones para motos son otros buenos ejemplos de cómo BG Products y Guaja Trading ayudan a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?