Grasas lubricantes: todo lo que hay que saber para un (buen) uso profesional

Grasas lubricantes: todo lo que hay que saber para un (buen) uso profesional

Las grasas industriales son lubricantes que protegen a los motores y todo tipo de maquinaria por un periodo prolongado, creando una barrera protectora frente a la contaminación, el agua, la humedad, entre otros elementos.

En este sentido, elegir la más adecuada para cada aplicación es indispensable para el cuidado de la maquinaria y el buen estado de los motores. Así, BG Products ofrece al profesional de la posventa soluciones que satisfacen las necesidades más variadas…

Las grasas lubricantes: qué tener en cuenta

Las grasas lubricantes se consideran sólidos o semifluidos que resultan de la dispersión de un espesante en un líquido. Su composición es del 80% al 90% de aceites base (minerales, sintéticos, vegetales…), del 2% al 20% de espesante (se utiliza para permitir que todos los componentes de la grasa se adhieran mejor) y el resto son aditivos (líquidos o sólidos, que pueden ser de extrema presión, inhibidores de la oxidación, antidesgaste y corrosión…).

Consistencia

Por otra parte, la consistencia es otra de las principales propiedades de las grasas. Definida por el Instituto Nacional de Grasas Lubricantes norteamericano (NLGI, por sus siglas en inglés), se usa para determinar el nivel de suavidad o dureza de cada grasa.

A cada grasa se le asigna un valor NLGI específico que va de 000 a 6. Estos grados NLGI se utilizan para expresar el nivel de consistencia que tiene cada grasa. De esta manera, por ejemplo, la grasa NLGI grado 000 es completamente fluida, la grasa NLGI grado 0 se describe como muy suave, la grasa NLGI 1 es blanda, la grasa NLGI 2 se considera normal, la grasa NLGI 3 es firme, mientras que la grasa NLGI 6 se define como muy dura.

Viscosidad

Por último, la viscosidad es la propiedad que determina la capacidad de la grasa para permanecer estable y ofrecer una protección eficaz contra la fricción. Una viscosidad más alta proporciona una mayor estabilidad cuando la grasa se expone a cargas pesadas y lentas, mientras que una viscosidad más baja es ideal para aplicaciones de alta velocidad.

Por lo tanto, el tipo de grasa que utilicemos es muy importante. Cada lubricante tiene un conjunto diferente de características que determinan su consistencia, viscosidad, capacidad para prevenir fricción, reducir el desgaste, proteger contra el óxido, la corrosión y la oxidación, mantener la movilidad y evitar que el agua y otros contaminantes entren en contacto con el motor o maquinaria a lubricar.

BG Products y su gama de grasas lubricantes

Las altas temperaturas de funcionamiento y los lugares de difícil acceso requieren una grasa de larga duración que pueda proteger contra el desgaste y la corrosión. En este sentido, BG Products pone a disposición del mercado su grasa BG SS 2000 (PN 608), grasa lubricante tecnológicamente avanzada, que ofrece un rendimiento excepcional en aplicaciones para automoción, equipos marinos e industriales. BG SS 2000, con grado 2 NLGI puede aplicarse a temperaturas frías o calientes, en condiciones secas y con cargas ligeras o pesadas

BG SS 2000 protege contra el desgaste y la oxidación, y proporciona una excelente compatibilidad con las juntas. Es muy estable al cizallamiento y compatible con gran variedad de materiales, lo que permite mezclarla con otras grasas jabonosas. Además, posee un alto punto de goteo superior a 260°C y una excelente movilidad a bajas temperaturas, que hacen de BG SS 2000 la grasa para todas las estaciones.

Por su parte, la grasa multiuso BG SLC (PN 607) es una grasa, también grado 2, con complejo de litio, que ofrece una capacidad de carga superior. Está especialmente indicada para usarse en maquinaria pesada especializada en construcción y minería que deba soportar calor y/o humedad.

Mientras, la grasa BG Special HCF PN 605 (NLGI grado 2) es muy recomendable para su uso en la industria, la construcción y la fabricación donde el agua dulce, el agua salada, el aire salado o los vapores químicos pueden causar corrosión en los rodamientos y otros problemas de lubricación.

Por último, la Grasa Lubricante Premium BG (PN 600) está formulada con una excelente capacidad de “retención de agua” y es capaz de soportar impactos y golpes en aplicaciones como trituradoras de rocas, martinetes, y bajo condiciones adversas de carga y par.

Con aplicador, mejor

Y para una aplicación profesional de las grasas, el aplicador de grasa Lube Shuttle® (PN 9690) permite al usuario vaciar completamente un cartucho de grasa reutilizable sin manchar el equipo, las herramientas o la ropa. Fácil de usar con cartuchos recargables con tapa de rosca, evacua sin fugas más del 99% de la grasa de cada cartucho. Es compatible con la grasa lubricante BG SS 2000, PN 608LS y la grasa multiusos BG SLC, PN 607LS.

Las grasas lubricantes son otros buenos ejemplos de cómo BG Products y Guaja Trading ayudan a mejorar el rendimiento, la eficiencia y la vida útil de los vehículos con soluciones eficaces y eficientes ¿Aún no nos conoces?

 

Consejos para mejorar el rendimiento de los tractores y aumentar su eficiencia en el campo

Consejos para mejorar el rendimiento de los tractores y aumentar su eficiencia en el campo

Tras el trabajo realizado en los meses de otoño e invierno, el profesional del campo termina de preparar la tierra con la llegada de la primavera, con la vista puesta en las siembras (y también recolecciones) que se llevan a cabo en los meses siguientes, los más cálidos del año en los que los tractores serán sometidos a un exigente esfuerzo.

Y es que es en primavera y verano cuando los tractores y demás maquinaria agrícola trabajan a pleno rendimiento. En este sentido, el taller especialista también puede contar con la ayuda de las soluciones de BG Products especialmente diseñadas para maquinaria agrícola e industrial.

El mantenimiento del tractor

El tractor es, probablemente, la herramienta más importante que posee cualquier profesional que trabaja en el campo en cultivos a partir de ciertas extensiones. Por ello, un buen mantenimiento de esta maquinaria agrícola permitirá extender su vida útil y, por tanto, ahorrar costes, algo cada vez más relevante en un momento en el que la rentabilidad de los negocios de los autónomos y empresas dedicados a la agricultura está en jaque.

En este sentido, un buen mantenimiento de los tractores debe poner especial hincapié en sus elementos básicos:

Comprobación de los fluidos

Y es que la existencia de una fuga puede dañar otras partes de los tractores y causar averías más costosas.

Lubricación

Los tractores tienen muchas partes móviles que no deben generar fricciones. Por ello, es importante engrasar los puntos críticos donde haya una mayor fricción para evitar problemas cuando el cliente del taller esté trabajando en el campo.

Revisión de correas, mangueras y filtros

Los fallos de los conductos que transportan los fluidos pueden provocar problemas en la dirección o en el sistema hidráulico. Por su parte, si los filtros de aire y combustible no están lo suficientemente limpios, pueden reducir el rendimiento del tractor.

Frenos y neumáticos

Es muy importante recordar a tu cliente que conviene comprobar, cada poco tiempo, que el varillaje de los frenos esté bien lubricado, así como que estén correctamente ajustados y engranados, sobre todo, si también circula por carretera.

En cuanto a los neumáticos, es crítico para la eficiencia de los tractores que tengan siempre la presión de aire correcta. Por lo general, se suele recomendar 2,2 bar (32 psi) en los delanteros, mientras que la presión de los traseros puede oscilar entre 0,8 y 1,3 bar (12 y 20 psi).

Otras recomendaciones para tus clientes con tractores

Controlar los indicadores para evitar sustos es uno de los ‘deberes’ que el taller debe encomendar a sus clientes entre pasos por el taller para evitar costosas averías ¿Qué deberes son esos? Controlar que la presión del aceite no sea superior a los 2,7–4 bar (40 – 60 psi), que el tacómetro no exceda los niveles de revoluciones por minuto permitidos para el motor del tractor; o que la temperatura no sobrepase los 90ºC.

En cualquier caso, el mecánico del taller especialista debe recordar a sus clientes con tractores que tengan siempre a mano el manual del fabricante del vehículo, ya que en él encontrarán información muy útil para su buen mantenimiento: aceite recomendado, peso y presión que puede soportar el motor… Y ante cualquier duda, ponte a su disposición para solventar cualquier cuestión que pueda surgirle. No en vano, la fidelización se cimenta en la confianza.

Por último, un buen cuidado de los tractores se completa manteniéndolo lo más limpio posible. En este sentido, sugiere a tus clientes que, al final de cada jornada, retiren cualquier resto que se haya podido acumular en la parrilla, especialmente, si es barro. De igual forma, también en lo posible, aconseja no dejar el vehículo a la intemperie, para protegerlo, especialmente, de la lluvia y el sol.

Las soluciones de BG Products para tractores y maquinaria industrial

¿Sabías que los aditivos y lubricantes BG Products pueden ser la clave para maximizar el rendimiento y prolongar la vida útil de los vehículos agrícolas e industriales? En el exigente mundo de la agricultura y la industria, los vehículos trabajan duro y se enfrentan a condiciones extremas a diario. Es por eso por lo que la elección del aditivo y lubricante adecuado es esencial para mantener la productividad y minimizar los costosos tiempos de inactividad.

Los aditivos de BG Products están formulados específicamente para proteger y mejorar el rendimiento de los motores, ayudando a prevenir la acumulación de depósitos y la corrosión, reduciendo la fricción y el desgaste, y mejorando la eficiencia del combustible. Todo esto se traduce en motores más limpios, eficientes y duraderos.

Así, las soluciones de BG Products abarcan las principales necesidades de mantenimiento de tractores y cualquier vehículo agrícola o industrial (tratamiento del motor, para el sistema de refrigeración, de transmisión, de frenado, cuidado de la batería, grasas, limpiadores…).

Vehículos agrícolas y de obra pública más eficientes

En este sentido, destacan dos servicios que mejoran el rendimiento de los vehículos agrícolas y de obra pública.

El primero es el Servicio de Limpieza de la Inyección con el que restauramos la eficiencia de combustible ¿Cómo? Aplicando BG Diesel Care con BG Inject-A-Flush® for Diesels, PN 9700, herramienta autónoma (sin conexiones de aire o eléctrica) portátil, manejable y resistente para eliminar los residuos de la combustión que reducen el consumo de combustible, obstruyen los inyectores, aumentan las emisiones de escape, y causan dificultades en el arranque.

El segundo es el Servicio Cambio de Aceite para vehículo agrícola/obra pública, que recupera la atomización de los inyectores, elimina los depósitos y contaminantes del motor, restaura su potencia y rendimiento, y disminuye su consumo ¿Cómo? Con BG ERP y BG Fuel System Performance Restoration.

En definitiva, servicios profesionales para el mantenimiento del motor de tractores y resto de vehículos agrícolas y maquinaria industrial, que reducen el consumo de combustible y las emisiones, ahorrando en costes de combustible y de reparación.

Y es que BG Products y su distribuidor en España Guaja Trading también ayudan a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos agrícolas e industriales a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

 

Recargas de gas refrigerante: rentabiliza en el taller esta operación típica del verano en el sistema de climatización

Recargas de gas refrigerante: rentabiliza en el taller esta operación típica del verano en el sistema de climatización

Una de las operaciones de mantenimiento más solicitadas con la llegada del buen tiempo es la recarga del gas refrigerante del sistema de climatización. Una intervención que, llegado el verano, puede ser complementaria a la realización de otras que implican una reparación.

Y es que, este sistema es uno de los que más usan (habitualmente, mal) los automovilistas en esta época del año, por lo que aumenta el riesgo de averiarse, más después de meses sin apenas uso, en los que el circuito puede haber sufrido daños por falta de lubricación.

No en vano, si la recarga de gas refrigerante es la operación estrella de mantenimiento, la avería más habitual del sistema son las fugas a lo largo del circuito. Un fallo que se hace evidente por una pérdida de potencia o por falta de enfriamiento. Esto quiere decir que en algún punto, el sistema está perdiendo gas refrigerante. Gas que, tras reparar la rotura, será también necesario recargarlo ¿Podemos rentabilizar esta operación en el taller? Sí, gracias a BG Products ¿sabes cómo?

Cómo detectar en el taller fugas del gas refrigerante

Para saber si hay alguna fuga o si simplemente la pérdida de gas refrigerante se debe al paso del tiempo —lo recomendable es realizar la recarga cada dos años—, es imprescindible realizar una detección de fugas. Para ello, deben comprobarse todos los empalmes y mangueras, el compresor, el condensador y evaporador, los filtros deshidratantes, el presostato, las tomas de servicio y la válvula de expansión.

Si queremos detectar este tipo de fisuras en el sistema, existen varios métodos. Los más utilizados son los que se realizan con colorante (que puede añadirse al refrigerante de diversas formas) o con comprobador electrónico, con nitrógeno o mediante la formación de espuma.

El compresor: elemento clave del sistema

Precisamente, el compresor es, con probabilidad, el elemento más importante del sistema. Ya sea compresor centrífugo, rotativo de espiral, de tornillo, o de pistón rodante, su correcto funcionamiento es indispensable para una buena climatización.

Sin embargo, para que este proceso se produzca de forma adecuada, es indispensable que el compresor tenga una lubricación adecuada. De lo contrario, es probable que el sistema experimente un fallo que puede llegar a ser una avería importante.

Y una de las causas que puede provocar dicha situación es un uso prolongado del compresor con una cantidad insuficiente de gas refrigerante (y de aceite), generalmente, por falta de estanqueidad que propicia la fuga del gas refrigerante.

De igual forma, el compresor puede fallar por daños en los rodamientos debido a un dispositivo tensor dañado o desgastado, por fugas en el eje del compresor o en la carcasa, por daños mecánicos en la carcasa del compresor, por fallos en los contactos (conexiones eléctricas) o en la válvula eléctrica de regulación, así como por la presencia de sustancias sólidas (p. ej. virutas), humedad (corrosión, etc.) o por defectos en los elementos tensores.

Cuidar el compresor: la solución de BG Products

Para un funcionamiento más silencioso del compresor y prolongar su vida útil, además de conseguir un sistema de aire acondicionado más limpio y una mayor calidad del aire, el taller puede recomendar un Servicio del sistema de climatización de BG Products con el que, además, eliminaremos moho y hongos, inspeccionaremos el sistema en busca de fugas y desgaste, limpiaremos el evaporador para restaurar el proceso de enfriamiento y comprobaremos las presiones del sistema.

En este sentido, el servicio de climatización de BG Products incluye el uso de un aceite de alto rendimiento, BG Frigi-Quiet® (con dos versiones para gas R-1234yf o para gas R-134A), que mejora el enfriamiento, asegura un funcionamiento más silencioso de compresor, prolongando, además, su vida útil. De este modo, si se realiza con regularidad, este servicio puede evitar costosas reparaciones.

Operaciones complementarias que generan más ingresos gracias a BG Products

Además de añadir el aceite para alargar la vida del compresor, el taller puede incluir en su servicio de aire acondicionado, BG Frigi-Clean, una solución de limpieza única diseñada para eliminar de manera rápida y efectiva los malos olores, bacterias, moho, esporas, hongos, suciedad procedente del tráfico y la carretera, restos de nicotina y otros desechos que se acumulan en el evaporador del aire acondicionado del automóvil.

Asimismo, con el Servicio del sistema de climatización de BG Products, logramos una limpieza completa del sistema, que consigue que el habitáculo huela más limpio y fresco. Efecto que puede incrementarse con el uso de BG Interior Renewal, con olor a cuero (PN 699) o a coche nuevo (PN 698).

De igual forma, el profesional del taller puede completar este servicio con el Nebulizador Desinfectante PN 703, potente bactericida y viricida, formulado para ser eficaz contra bacterias, hongos, moho y muchos virus (incluido el SARS-CoV-2). Una solución especialmente importante para personas con bebés, cuyos pulmones aún se están desarrollando, y para adultos con enfermedades respiratorias, como asma, enfisema o EPOC.

El Servicio del sistema de climatización de BG es un ejemplo más de cómo BG Products y Guaja Trading ayudamos a los talleres a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, consiguen clientes satisfechos (y en este caso, también más protegidos) ¿Aún no nos conoces?

Cómo rentabilizar al máximo las revisiones de verano en el taller

Cómo rentabilizar al máximo las revisiones de verano en el taller

Recién estrenado el verano, llegado julio ha sido cuando hemos empezado a sufrir los rigores más severos de esta época del año en la que cambiamos la rutina habitual por otras rutinas que, aunque este 2020 no serán igual (piscina, barbacoas…) también las disfrutaremos.

Y es también en esta época en la que muchos conductores aprovechan para efectuar la revisión anual de su vehículo para ponerlo en forma de cara a las mayores exigencias del verano (calor, más desplazamientos…).

Una práctica habitual a la que este año se suman las revisiones ‘posconfinamiento’ que incluyen tanto los problemas surgidos por la inactividad de muchos vehículos como para prepararlos para la inspección técnica de vehículos, suspendida durante dos meses y que ha puesto al límite a las estaciones de ITV.

 

Incrementa el rendimiento de la revisión básica del verano

Para que, de ahora en adelante, puedas sacar mayor partido a las revisiones veraniegas, en ese post te damos algunas ideas que te ayudarán a aumentar tus ingresos relacionados con estas operaciones…

1. Revisión del sistema de refrigeración

Una de las intervenciones típicas de esta época es la del cambio del líquido refrigerante/anticongelante. Asimismo, una de las averías típicas de esta época es el sobrecalentamiento por fallos en este sistema.

De este modo, efectuar un servicio específico elimina el refrigerante antiguo, lo reemplaza con refrigerante nuevo y agrega acondicionadores que permiten que el refrigerante dure más tiempo, proteja mejor y se mueva más fácilmente por el motor. Y para ello, el taller puede confiar en la maquinaria y los productos de BG que ayudan a conseguir operaciones 100% efectivas… y rentables.

2. Revisión de la batería

Ni el frío, ni el calor: a las baterías no les gustan las temperaturas extremas. Por ello, no es de extrañar que el principal motivo de asistencia en carretera en verano, se deba a fallos en la batería. Así, el taller debe incluir la verificación de este componente en la revisión básica de esta época del año.

Además de comprobar la carga (y en su caso, reemplazarla), buscaremos indicios de corrosión en los terminales y las conexiones de los cables. En caso de no ser necesaria la sustitución, esta es la oportunidad para limpiar y proteger tanto los bornes como el cableado con productos adecuados.

3. Comprobación del sistema de A/C

En verano, los motores no son lo único que se sobrecalienta. Así, otra de las operaciones estrella es la comprobación del sistema de aire acondicionado. Una intervención que debe incluir el cambio del filtro de habitáculo (lo ideal es sustituirlo una vez al año). Con la revisión de este sistema, nos aseguramos de que el vehículo de nuestro cliente mantendrá fresco el aire del interior.

Para una operación completa, con el servicio de control climático eliminamos moho y hongos del sistema, inspeccionamos en busca de fugas y desgaste, limpiamos el evaporador para restaurar el proceso de enfriamiento y comprobamos las presiones del sistema. Asimismo, podemos añadir limpiadores fungicidas, bactericidas…, además de aceites que mejoran el rendimiento del compresor tanto para gas R-134a como para gas R-1234yf.

4. Filtros de aire y aceite

Además del de habitáculo, otros dos filtros adquieren relevancia en las revisiones de verano: los filtros de aire y aceite. El primero es el que evita que la suciedad que se levanta al conducir acabe en el motor y si hay una época en la que los vehículos están más expuestos al polvo y la arena esa es el verano. Será por eso que muchos conductores están acostumbrados a realizar su sustitución en este tiempo.

Asimismo, el cambio de aceite y filtro es otro de los ‘hits’ del verano: es la forma más sencilla de revitalizar el motor y por eso muchos conductores acuden a él en esta época. No obstante, en el taller sabemos que un simple cambio de aceite (y filtro) no es suficiente para restaurar las prestaciones del motor.

Es aquí donde el profesional del taller puede ‘prescribir’ BG Performance Oil Change. Y es que, con este servicio, los talleres incrementan su facturación al tiempo que mejoran la satisfacción y fidelidad de sus clientes, que comprobarán cómo se restauran las prestaciones originales de sus vehículos tanto diésel como gasolina.

5. Revisión de las correas

Correa de distribución, correa del ventilador, correa auxiliar o del alternador… Los motores montan varias correas con funciones clave, que en verano pueden ser más exigentes si cabe. Y un fallo en cualquiera de ellas puede acabar en complicaciones en el alternador, el ventilador o la bomba de agua, que podría desembocar en el sobrecalentamiento del motor y con el vehículo del cliente varado, algo que no suena bien se éste ha pasado por nuestro taller apenas unos días o semanas atrás…

6.- Revisión de los frenos

Los frenos (junto con los neumáticos) son los otros elementos ‘estrella’ de las revisiones en verano. Además de la comprobación de pastillas y discos, es clave que el líquido de frenos esté en perfecto estado. Recuerda que, por regla general, los fabricantes recomiendan su sustitución cada dos años o 40.000 kilómetros.

Siempre es buen momento para dar un plus a nuestros clientes cada vez que visitan nuestro taller. Por eso, es fundamental establecer relaciones de confianza para tener siempre clientes satisfechos. Y para ello siempre contarás con el apoyo de BG Products y Guaja Trading, los aliados de la rentabilidad de tu taller.

[VÍDEO] BG Products, en Motortec Automechanika Madrid 2019

[VÍDEO] BG Products, en Motortec Automechanika Madrid 2019

BG Products, de la mano de su distribuidor en España Guaja Trading, participó como expositor en la última edición de Motortec Automechanika Madrid, que se celebró del 13 al 16 de marzo de 2019 en Feria de Madrid.

Así, esta fue la primera participación del líder mundial en la fabricación de productos químicos y maquinaria para el cuidado del motor, sólo para profesionales del mantenimiento y reparación de vehículos, en la feria de referencia de la posventa de automoción en el mercado ibérico, a la que asistieron más de 60.000 profesionales del sector, según la organización.

De esta forma, entre las numerosas novedades que BG Products mostró en su stand del Pabellón 5 (5E25) de Motortec, cabe destacar el nuevo Servicio de sistema de limpieza BG Platinum™ (el procedimiento de atomización mejorado que elimina la carbonilla de todo el sistema de combustible de inyección directa de gasolina (GDI) o el nuevo servicio BG Hybrid Performance (para el mantenimiento de vehículos híbridos convencionales).

No te pierdas el vídeo resumen de la participación de BG Products en Motortec 2019 que hemos subido a nuestro canal de YouTube.