Si quieres aumentar los ingresos de tu taller empieza por cambios profesionales y rentables del líquido refrigerante

Si quieres aumentar los ingresos de tu taller empieza por cambios profesionales y rentables del líquido refrigerante

Con la llegada del verano son muchos los conductores que acuden al taller a realizar una revisión de su automóvil para dejarlo a punto de cara a los desplazamientos por vacaciones. Y una de las operaciones más solicitadas es, sin duda, el cambio del líquido refrigerante.

No en vano, uno de los principales motivos de asistencia en carretera, según diferentes estudios de las empresas del gremio, está en los fallos del motor en los que, en un porcentaje muy alto, los problemas de lubricación o refrigeración están detrás.

En este sentido, BG Products pone al alcance de los talleres del mantenimiento y reparación de vehículos soluciones que permiten cambios del líquido refrigerante con un ‘plus’, que mejoran el rendimiento del sistema de refrigeración y, al mismo tiempo, generan mayores ingresos por cada intervención realizada en sus instalaciones ¿Quieres ver cómo? Sigue leyendo…

El cuidado del motor: líquido refrigerante

Para un funcionamiento óptimo, un motor debe estar, sobre todo, bien lubricado y bien refrigerado. A partir de ahí, la combustión podrá ser más precisa y eficiente con lo que permitirá al cliente del taller conducir vehículos más ahorradores y menos contaminantes.

Y es ahí donde el taller debe ejercer su labor de concienciación, especialmente, con las revisiones estivales en las que elementos como el líquido refrigerante toma especialmente relevancia, ya que el riesgo de sobrecalentamiento del motor es aún mayor que en otra época del año.

Además, el cuidado del motor empieza, como decíamos, por su buena lubricación y refrigeración. De no cumplirse con ambas, nos vemos abocados a lo que ponía de manifiesto un estudio de la patronal de talleres Cetraa, del que ya nos hemos hecho eco en este blog en otra ocasión, y que analiza el estado que presentan ciertos elementos de los vehículos que acuden al taller.

Así, en lo que se refiere al motor, los profesionales del taller encuestados señalan que el 44% de los vehículos de más de 10 años que visitan sus instalaciones llegan con el motor “muy desgastado”, un porcentaje que se ha disparado respecto al estudio anterior, de 2019, y que se situaba en el 31%.

Un problema muy grave, sin duda, más teniendo en cuenta que la media de edad del parque de turismos en España supera los 13 años y que el 64% de los turismos que circulan en nuestro país tienen más de 10 años (dato de 2021).

Sin embargo, no todo está perdido para el taller en cuanto a concienciación, ya que, según los participantes en el mencionado estudio, el 72% de los clientes del taller sigue “mucho” las recomendaciones del taller a la hora de realizar sus mantenimientos o revisiones.

Las soluciones de BG Products para el taller

De este modo, BG Products ofrece al taller productos y herramientas que permiten cambios rápidos, sencillos, eficaces y rentables del líquido refrigerante. Así, el Servicio del Sistema de Refrigeración de BG limpia y repone todo el sistema con cada cambio de refrigerante, con acondicionadores complementarios.

Para su realización, se emplean tres productos y una máquina de intercambio (BG MVP —utilizada para turismos con motor de combustión— o BG CT6 —para V.I.—), con la que se retira el líquido viejo y se rellena con el nuevo.

En cuanto a los productos, PN 540 BG Cooling System Cleaner limpia el circuito de refrigeración de agentes contaminantes (aceite, minerales y oxidación) restableciendo el flujo del refrigerante, evitando el sobrecalentamiento. Además, previene fugas y daños en el sistema.

Asimismo, PN 546 BG Universal Super Cool protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante neutralizando su acidez; y PN 511 BG Cooling System Sealer, compuesto de fibras orgánicas refinadas, inhibidores de óxido y corrosión e ingredientes antiespumantes; compatible con todo tipo de refrigerantes; e inofensivo para todas las partes metálicas o de goma del sistema, sella pequeñas fugas en el radiador y el sistema de refrigeración.

BG MVP, máquina de intercambio definitiva

Para completar la gama de máquinas de intercambio, BG Products ha lanzado BG MVP (Multi-Vehicle Platform) una máquina diseñada pensando en el futuro. Y es que BG MVP es compatible para su uso en cualquier vehículo con sistema de refrigeración, incluidos vehículos eléctricos (EV y eléctricos híbridos (HEV).

De esta forma, el intercambiador de refrigerante BG MVP facilita que el mecánico se mueva sin problemas entre los depósitos y complete el servicio del sistema de refrigeración en menos tiempo y con menos esfuerzo, sustituyendo el refrigerante usado por el nuevo, evitando que ambos fluidos se mezclen.

Muy sencilla de manejar, BG MVP permite al profesional controlar todo el proceso con una operación muy intuitiva.

En BG Products y Guaja Trading seguimos ayudando a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

 

Todo lo que debes saber para realizar cambios del líquido refrigerante más eficientes y rentables para tu taller

Todo lo que debes saber para realizar cambios del líquido refrigerante más eficientes y rentables para tu taller

¿Cuántas operaciones de cambio del líquido refrigerante o anticongelante realizas en tu taller a lo largo de un año? Sin duda, es una de las operaciones de mantenimiento más habituales. No en vano, este fluido es vital para el buen funcionamiento del vehículo y tenerlo siempre a punto es clave para la vida útil de los motores de nuestros clientes.

Al ser una operación tan recurrente: ¿es posible rentabilizarla aún más en nuestro taller? Sí, gracias a BG Products, y más ahora que pone a disposición del profesional del mantenimiento y reparación de vehículos una nueva herramienta que permite el vaciado y reposición del líquido refrigerante de forma rápida y eficiente, incluso en vehículos híbridos y eléctricos…

Todo lo que debes saber sobre el líquido refrigerante

Históricamente, el agua ha sido el principal refrigerante de los coches. Sin embargo, su punto de congelación y de ebullición la hacían poco eficiente como refrigerante. Además, el agua corroe el metal, por lo que se hizo necesario emplear otro líquido capaz de contrarrestar esos defectos, sin que mermara la capacidad de absorber calor.

En este sentido, desde la década de 1930 se utilizan etilenglicoles, unos alcoholes que proporcionan una baja temperatura de congelación y un punto de ebullición alto, en torno a los 197ºC en estado puro.

El líquido refrigerante está formado por agua destilada, normalmente, a la que se añade etilenglicol y otros aditivos: antiespumantes, conservantes, colorantes, antioxidantes, inhibidores de corrosión… Por este motivo, entre la información que podemos encontrar en la etiqueta de cualquier líquido tendremos:

  • Concentración de glicoles, expresado en el porcentaje del peso del total.
  • Su densidad en gr / cm².
  • El pH, que nos indica la capacidad de corrosión del líquido sobre los metales.
  • Cantidad de inhibidores alcalinos presentes.
  • Dato de temperatura: punto de congelación en ºC.
  • Corrosión a los metales, o lo que es lo mismo, la capacidad agresiva del líquido sobre esos metales. Los valores máximos aceptados son de +/- 0,4 mgr/cm² para todos los metales, salvo la soldadura, que es 0,6 mgr/cm².
  • Tiempo que tarda en desaparecer la espuma formada, que debe ser menor de 5 segundos y tener un volumen máximo de 50 ml.
  • Cenizas, cantidad máxima de residuos, expresado en porcentaje.
  • Manchado de pinturas (si mancha, o no).
  • Contenido en cloruros.
  • Ataque al caucho: si o no (no debería).
  • Estabilidad al almacenamiento, o tiempo máximo recomendado de almacenamiento, y sus condiciones: mínimo 1 año en el envase original entre –18 ºC y +50ºC.

Aspectos básicos del refrigerante

Cuando se habla de refrigerante también se hace referencia a un porcentaje. Este porcentaje se refiere a la cantidad etilenglicol que contiene e indica su nivel de protección a la congelación, su punto de ebullición a presión atmosférica y su calor específico.

Así, cuando hablamos de un anticongelante al 10 %, éste será efectivo hasta -5ºC, mientras que uno al 20 % funcionará correctamente hasta los -11ºC y un al 30 %, para temperaturas de hasta-18ºC. Por último, un refrigerante al 50 % es un anticongelante de larga duración y adecuado hasta -37ºC.

De este modo, en el mercado, pueden encontrarse tres tipos de líquidos: orgánicos (Oat). inorgánicos y semiorgánicos o híbridos (Si-Oat).

Los inorgánicos (G11) utilizan productos como los silicatos, que con el paso del tiempo se degradan y pueden provocar averías en el sistema. Tienen bajo porcentaje de inhibidores de corrosión y de otros aditivos, con lo que su durabilidad es más limitada.

Mientras, los orgánicos (G12 y G12+) están compuestos por etilenglicol y agua destilada o desmineralizada. Es el más habitual porque es más duradero, es biodegradable, genera menos depósitos sólidos, posee una baja conductividad eléctrica y presenta un punto de ebullición más alto, evitando sobrecalentamientos y minimizando la formación de óxidos metálicos y la consiguiente corrosión de las diferentes partes del sistema de refrigeración (radiador, tuberías…).

En cambio, los semiorgánicos o híbridos (G12++ y G13) incluyen etilenglicol, glicerina, aditivos antiespumantes y anticalcáreos y una reserva neutralizante que protege el circuito de refrigeración. También puede incorporar silicatos para proteger las superficies de aluminio.

Aunque hay excepciones, por regla general, no deben mezclarse nunca.

Las soluciones de BG Products para el taller

BG Products ofrece al taller productos y herramientas que permiten cambios rápidos, sencillos, eficaces y rentables del líquido refrigerante. Así, el Servicio del Sistema de Refrigeración de BG limpia y repone todo el sistema con cada cambio de refrigerante, con acondicionadores complementarios.

Para su realización, se emplean tres productos y una máquina de intercambio (BG CT2 —la utilizada hasta ahora para turismos con motor de combustión— o BG CT6 —para pesados—, con la que se retira el líquido viejo y se rellena con el nuevo.

En cuanto a los productos, PN 540 BG Cooling System Cleaner limpia el circuito de refrigeración de agentes contaminantes (aceite, minerales y oxidación) restableciendo el flujo del refrigerante, evitando el sobrecalentamiento. Además, previene fugas y daños en el sistema.

Asimismo, PN 546 BG Universal Super Cool protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante neutralizando su acidez; y PN 511 BG Cooling System Sealer, compuesto de fibras orgánicas refinadas, inhibidores de óxido y corrosión e ingredientes antiespumantes; compatible con todo tipo de refrigerantes; e inofensivo para todas las partes metálicas o de goma del sistema, sella pequeñas fugas en el radiador y el sistema de refrigeración.

BG MVP, máquina de intercambio definitiva

Para completar la gama de máquinas de intercambio, BG Products ha lanzado BG MVP (Multi-Vehicle Platform) una máquina diseñada pensando en el futuro.

Y es que BG MVP es compatible para su uso en cualquier vehículo con sistema de refrigeración, incluidos vehículos eléctricos (EV y eléctricos híbridos (HEV).

De esta forma, el intercambiador de refrigerante BG MVP permite que el técnico se mueva sin problemas entre los depósitos y complete un servicio del sistema de refrigeración en menos tiempo y con menos esfuerzo, sustituyendo el refrigerante usado por el nuevo, evitando que ambos fluidos se mezclen.

Muy sencillo de manejar, BG MVP permite al profesional controlar todo el proceso con una operación muy intuitiva.

En BG Products y Guaja Trading seguimos ayudando a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

La operación que permite al taller rentabilizar los cambios del líquido refrigerante… y alargar la vida de los componentes del sistema

La operación que permite al taller rentabilizar los cambios del líquido refrigerante… y alargar la vida de los componentes del sistema

El verano es una época verdaderamente exigente para el funcionamiento de los motores de los vehículos en España. En primer lugar, por el calor, y las temperaturas extremas que se alcanzan, con picos incluso superiores a los 45ºC, en algunas zonas del país. Y segundo, porque, además, se produce un importante incremento del uso (y kilometraje) de los automóviles para desplazamientos por ocio.

Todo esto nos hace pensar que los propulsores de los vehículos han estado sometidos a un gran estrés, especialmente, durante los meses de julio y agosto. No en vano, en esos meses, según la Dirección General de Tráfico (DGT), los españoles hemos recuperado los niveles prepandemia en cuanto al número de desplazamientos de largo recorrido por carretera, superando los 91 millones.

Con unos motores tan necesitados de los mejores cuidados, el taller tiene a su disposición, gracias a BG Products, una solución que permitirá a los clientes que acudan ahora a sus instalaciones a realizar un cambio del líquido refrigerante, efectuar un servicio completo de limpieza y tratamiento del sistema de refrigeración, y que, además, aumentará la rentabilidad de esta operación ¿Y cuál es esa solución? El Servicio del Sistema de Refrigeración de BG.

¿Qué es el Servicio del Sistema de Refrigeración de BG?

Este servicio consta de tres pasos, utilizando tres productos distintos. En primer lugar, se agrega un limpiador del sistema. Tras la limpieza, se elimina el refrigerante viejo (junto con los depósitos que se eliminaron durante el paso de limpieza).

A continuación, se agrega el líquido refrigerante nuevo, para incorporar después un acondicionador y un sellador que evitan la formación de espuma y corrosión y, además, ayudan a prevenir fugas y sobrecalentamientos, y, por tanto, a extender la vida útil del sistema de refrigeración del motor.

¿Con qué frecuencia se debe realizar?

Para conseguir la máxima eficiencia y fiabilidad del sistema de refrigeración, es recomendable realizar el Servicio del Sistema de Refrigeración de BG, con cada sustitución del líquido (cada 2 años o 40.000 km en el caso de los refrigerantes inorgánicos).

¿Realmente mejora las prestaciones del refrigerante?

El Servicio del Sistema de Refrigeración de BG Products evita averías prematuras de los componentes internos del calentador, la bomba de agua, la junta de la culata, el radiador y el termostato.

Con el tiempo, el refrigerante se descompone, se vuelve ácido y pierde la capacidad de mantener una temperatura óptima dentro del motor, lo que podría provocar la acumulación de corrosión. Así, el Servicio del Sistema de Refrigeración de BG mantiene el motor protegido.

Así funciona el Servicio del Sistema de Refrigeración de BG

El Servicio del Sistema de Refrigeración de BG limpia y repone todo el sistema con cada cambio de refrigerante, con acondicionadores complementarios.

En primer lugar, se añade al sistema PN 540 BG Cooling System Cleaner, solución que limpia el circuito de refrigeración de agentes contaminantes (aceite, minerales y oxidación) restableciendo el flujo del refrigerante, evitando el sobrecalentamiento. Además, previene fugas y daños en el sistema.

A continuación, se conecta un intercambiador de refrigerante profesional al sistema —la máquina de intercambio BG CT2 (para turismos) o BG CT6 (para vehículos pesados)—, con la que se retira el líquido viejo y se repone con refrigerante nuevo, protegido y fortificado con BG Universal Super Cool®.

Protección del refrigerante

Y es que PN 546 BG Universal Super Cool protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante neutralizando su acidez. También previene fugas y sobrecalentamientos, mejora el intercambio de calor en el sistema y extiende su vida útil.

Para completar el servicio, PN 511 BG Cooling System Sealer, compuesto de fibras orgánicas refinadas, inhibidores de óxido y corrosión e ingredientes antiespumantes; compatible con todo tipo de refrigerantes; e inofensivo para todas las partes metálicas o de goma del sistema, sella pequeñas fugas en los núcleos del radiador y el sistema de refrigeración.

Completado el servicio, realizaremos una prueba dinámica del vehículo para garantizar que no quedan burbujas de aire y que el nivel del refrigerante es correcto.

El Servicio del Sistema de Refrigeración de BG es un ejemplo más de cómo BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

Máquina de intercambio líquido refrigerante BG CT2

Cómo generar ingresos extra para el taller de reparación con las revisiones de mantenimiento esta primavera

Cómo generar ingresos extra para el taller de reparación con las revisiones de mantenimiento esta primavera

El mantenimiento de los vehículos se basa en los mismos principios durante todo el año: controlar el desgaste de cada uno de sus elementos y realizar las operaciones de mantenimiento o sustitución según lo aconseje el fabricante. Pero cada estación del año cuenta con sus particularidades y no todos los componentes de un vehículo deben rendir al mismo nivel en primavera, verano, otoño o en invierno.

Recién estrenada la primavera, y con la vista puesta en la mayor movilidad que puede traer el buen tiempo, muchos conductores realizarán revisiones de mantenimiento para ponerlos a punto. Un momento ideal para que los negocios de reparación puedan incrementar el importe final de cada factura con la realización, gracias a las soluciones de BG Products, de operaciones adicionales que mejorarán las distintas intervenciones que realicemos.

Revisiones de mantenimiento con un ‘plus’ esta primavera

Sistema de climatización/aire acondicionado

Una de las operaciones clásicas de la primavera es la revisión del sistema de climatización. Con la subida de las temperaturas, el uso del aire acondicionado del coche aumenta y con ello aparecen los problemas. Para evitarlos, el taller puede prescribir una revisión previa que incluya el cambio del filtro del habitáculo, así como la carga del gas refrigerante.

En línea con esto, el profesional del mantenimiento y reparación de vehículos puede recomendar el Servicio del sistema de climatización de BG con el que conseguiremos una limpieza a fondo del sistema, además de unos clientes más protegidos y satisfechos.

Cambio de aceite y filtros

A parte del filtro de habitáculo, otros dos filtros (siempre que por kilometraje no toque también el de combustible) conviene cambiarlos en primavera. Por un lado, el filtro del aire, para asegurarnos de que los motores de los vehículos de nuestros clientes ‘respirarán’ mejor en los meses menos ‘propicios’ (más polvo, arena, polen en suspensión…).

Y, por otro, el filtro del aceite que debería completar una operación clave: el cambio de aceite anual (si no lo requiere antes por kilometraje) ¿Sólo un cambio de aceite? En BG Products defendemos que los coches actuales no pueden conformarse con un cambio de aceite convencional y proponemos tres tipos de operaciones mejoradas para recomendar a tus clientes: Servicio Profesional, Servicio Extra o Servicio Premium. Con ellas, limpiamos el sistema de lubricación y mejoraremos las propiedades del aceite nuevo.

Sistema de refrigeración

El líquido refrigerante precisa de un mantenimiento periódico tanto entre los intervalos de cambio como a la hora de realizar su sustitución cuando lo recomienda el fabricante de cada vehículo.

Si ha llegado el momento de su sustitución, y para que esta operación sea aún más rentable, el taller puede ofrecer a sus clientes un completo Servicio del sistema de refrigeración de BG Products (BG Cooling System Service), que gira en torno a la máquina de intercambio BG CT2 (para turismos) —o BG CT6 (para vehículos pesados)—.

Estas herramientas sustituyen el refrigerante de manera más eficiente, rápida y limpia que con el sistema tradicional, ya que (con marco de acero y consola de PVC) intercambia y extrae el fluido simultáneamente (el tiempo promedio de transfusión es de 5 a 10 minutos dependiendo del modelo).

Asimismo, BG Products ofrece tres soluciones para el sistema de refrigeración: PN 511 BG Cooling System Sealer (sella pequeñas fugas en los núcleos del radiador y el resto del sistema); PN 540 BG Cooling System Cleaner (limpia el circuito de agentes contaminantes como aceite, minerales, óxido…); y PN 546 BG Universal Super Cool (protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante, neutralizando su acidez).

Sistema de frenos

Los elementos ferrosos sufren con la humedad del otoño y el invierno y, aunque en el caso de los frenos no es habitual que la oxidación se convierta en un problema, gracias a la fricción, no está de más comprobar, además de discos y pastillas, que los elementos adyacentes se encuentran en buen estado.

Si los discos o pastillas empiezan a mostrar signos de desgaste o, sencillamente, ha llegado el momento de su sustitución, el taller puede contar con productos BG como el Limpiador de Frenos PN 413 BG Brake Cleaner, el Antichirridos PN 860 BG Stop Squeal (para eliminar o prevenir el ruido de los frenos) o la Grasa de Frenos PN 605 BG Brake Lube.

Asimismo, conviene comprobar el estado del líquido de frenos y, en su caso, sustituirlo. Para ello, los mecánicos cuentan con la Máquina Intercambio Líquido de Frenos BG PF7 Brake System Service, que elimina de manera rápida, efectiva y limpia el líquido de frenos oxidado y corrosivo, reemplazándolo por líquido nuevo. Por cierto ¿conoces los líquidos de freno de BG Products?

Revisiones de mantenimiento en primavera

Evidentemente, otras operaciones (revisión de batería, neumáticos, luces, limpiaparabrisas y escobillas…) no deben faltar en nuestras revisiones de mantenimiento esta primavera. Y si tu cliente debe pasar la ITV a su coche ¿sabes cómo puedes ayudarle a pasarla a la primera? En este post te lo contamos.

Son muchas las opciones que tiene el taller para aumentar su facturación gracias a nuestras soluciones. Y es que en BG Products y Guaja Trading trabajamos día a día para ayudar a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

¿Podemos hacer más rentable cada operación de sustitución del líquido refrigerante en el taller?

¿Podemos hacer más rentable cada operación de sustitución del líquido refrigerante en el taller?

El cambio del líquido refrigerante (o anticongelante como aún es conocido por muchos automovilistas) es una de las operaciones más comunes en los talleres. Su ejecución es muy sencilla, pero requiere de su tiempo por lo que, realizarla en el mínimo imprescindible y de forma correcta, nos ayudará a ganar en productividad sin perder eficiencia. Y gracias a BG Products, como veremos, también puede ser más rentable.

Este líquido precisa de un mantenimiento periódico tanto entre los intervalos de cambio —el cliente debería comprobar su nivel cada 1.000 kilómetros—  como a la hora de realizar su sustitución cuando lo recomienda el fabricante, pues, como todo profesional sabe, realiza dos funciones vitales. Por un lado, ayuda a evitar que el motor se sobrecaliente, y por otro, previene que elementos como la bomba de agua se oxiden o corroan por falta de engrase.

Del agua al líquido refrigerante

El líquido refrigerante ha evolucionado mucho desde el uso de agua destilada para rebajar la temperatura de los motores. No en vano, un líquido refrigerante de calidad suele contener, junto con agua desmineralizada y desionizada, etilenglicol, aditivos inhibidores de corrosión y antiespumantes además de colorantes para la detección de fugas.

Y es precisamente la cantidad de etilenglicol (o sus otras denominaciones: etanodiol, glicol de etileno o glicol) la que indica el nivel de protección a la congelación, su punto de ebullición a presión atmosférica y su calor específico. Así, encontramos concentraciones al 10, al 30 y al 50%.

Por eso es tan importante, y desde BG Products así lo aconsejamos, usar el líquido refrigerante recomendado por el fabricante del vehículo, algo especialmente crítico en los vehículos modernos, ya que muchos incluyen en sus componentes aleaciones de aluminio que pueden corroerse fácilmente.

Tipos de refrigerantes

En el mercado, existen tres tipos de líquidos refrigerantes según su tecnología de anticorrosión: inorgánicos, orgánicos y semiorgánicos, con diferencias tanto en su composición como en sus intervalos de cambio: cada 2 años o 40.000 km en el caso de los refrigerantes inorgánicos, y cada 4-5 años o 100.000 km para los orgánicos y semiorgánicos. No hacerlo a su debido tiempo puede provocar la oxidación de radiador, camisas, líneas de refrigeración de la culata, e incluso la rotura de alguno de los componentes del circuito.

La diferencia en esos intervalos está en que los inorgánicos suelen utilizar silicatos, mineral que tiende a degradarse de forma relativamente acelerada. Mientras, los refrigerantes orgánicos no utilizan este aditivo para la protección de la mecánica y, por lo tanto, ofrecen mayor versatilidad y, sobre todo, mayor durabilidad. Además, suelen tener el punto de congelación más alto, así como una mayor protección frente a la cavitación.

Posibles problemas

El circuito de refrigeración es hermético, lo que significa que no deberían darse pérdidas y que, en caso de que haya bajado el nivel del líquido, podría deberse a un problema en el mecanismo limitador de la tapa, o en alguna fuga por mangueras o abrazaderas.

En cualquier caso, hay varios motivos por los que el coche de nuestro cliente puede perder líquido refrigerante por lo que, antes de su sustitución, desde BG Products aconsejamos detectar el origen. De lo contrario, el motor seguirá perdiendo este fluido y la temperatura del motor podría subir por encima de lo recomendable.

Cambio del líquido refrigerante: una operación rentable

Para hacer del cambio del líquido refrigerante una operación aún más rentable, el taller puede ofrecer a sus clientes un completo servicio del sistema de refrigeración de BG Products (BG Cooling System Service).

Este servicio gira en torno a la máquina de intercambio BG CT2 (para los turismos) o BG CT6 (para vehículos pesados). Esta máquina es la encargada de sustituir el líquido de refrigeración de manera más eficiente, rápida y limpia que mediante el sistema tradicional, ya que esta herramienta (con marco de acero y consola de PVC) intercambia y extrae el fluido simultáneamente (el tiempo promedio de transfusión es de 5 a 10 minutos dependiendo del modelo).

Asimismo, BG Products ofrece tres soluciones para el sistema de refrigeración:

PN 511 BG COOLING SYSTEM SEALER. Este sellador, compuesto de fibras orgánicas refinadas, inhibidores de óxido y corrosión e ingredientes antiespumantes, sella pequeñas fugas en los núcleos del radiador y el sistema de refrigeración. Es compatible con todo tipo de refrigerantes e inofensivo para todas las partes metálicas o de goma.

PN 540 BG COOLING SYSTEM CLEANER. Limpia el circuito de refrigeración de diversos agentes contaminantes (aceite, minerales y oxidación) restableciendo el flujo de refrigerante, evitando el sobrecalentamiento. Además, previene fugas y daños en el sistema de refrigeración.

PN 546 BG UNIVERSAL SUPER COOL. Protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante neutralizando su acidez. También previene fugas y el sobrecalentamiento, mejora el intercambio de calor en el sistema y extiende su vida útil.

El servicio del sistema de refrigeración de BG Products es un ejemplo más de cómo BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?