¿Por qué es importante el aceite de las transmisiones automáticas? Consejos para el taller

¿Por qué es importante el aceite de las transmisiones automáticas? Consejos para el taller

El cambio del líquido o aceite de las transmisiones automáticas es una de las operaciones que mayor aumento ha experimentado en el taller en los últimos años. No en vano, si entre 2010 y 2016 los coches con cambios automáticos apenas suponían un 6,5% de las matriculaciones, esta cifra era ya del 12% en 2017. Y desde entonces el incremento ha sido mucho más vertiginoso aún si cabe (en gran medida por el aumento de las ventas de vehículos híbridos), hasta suponer el 38,1% de las matriculaciones sólo en el primer semestre… de 2021.

Esto quiere decir que la tendencia al alza es más que evidente. Tanto que son cada vez más los expertos que señalan, incluso, que los días de los cambios manuales están contados. Sin embargo, mientras asistimos a ver si se cumplen o no estas predicciones lo cierto es que cada vez más son los clientes que acuden al taller para la sustitución del líquido o aceite de las transmisiones automáticas. Una operación que el mecánico profesional puede realizar de forma eficiente y rentable para su negocio (al tiempo que plenamente satisfactoria para su cliente), con los aceites para transmisiones automáticas de BG Products

¿Por qué es importante el aceite de las transmisiones automáticas?

Las transmisiones automáticas requieren de presión hidráulica para su funcionamiento. Por ello, se desarrolló un líquido que generase dicha presión para mover todos los componentes de la transmisión. Además, este fluido también lubrica todos los elementos internos y los protege contra el desgaste, las altas temperaturas….

Sin embargo, conforme pasan los kilómetros, el aceite de las transmisiones automáticas pierde algunas de sus propiedades originales, como la viscosidad, lo que provoca que la presión hidráulica deje de ser eficiente, de modo que el conductor empezará a percibir fallos en el cambio de marchas. Es entonces cuando ha llegado el momento de cambiar el líquido de la transmisión.

En general, y salvo que el fabricante del vehículo diga otra cosa, lo más recomendable es sustituirlo cada 100.000 kilómetros o cada 8 años (lo que antes ocurra).

La revisión del nivel del líquido de la transmisión

Mantener un nivel correcto de aceite ayudará al cliente de nuestro taller a evitar averías. De ahí, la importancia de recomendar a nuestro cliente su vigilancia cada cierto tiempo. Además, en el taller, conviene comprobarlo en cada revisión periódica. Y es que tan malo es que el nivel del aceite de las transmisiones automáticas esté bajo como excesivamente alto.

Si el nivel del líquido ATF (también conocido así por las siglas del inglés Automatic transmission fluid) está bajo, la bomba de aceite arrastrará aire junto con el fluido, lo que producirá burbujas en el interior del circuito hidráulico. Esto a su vez hace que disminuya la presión hidráulica y provoca cambios lentos y deslizamiento de los embragues y frenos.

Por el contrario, si el nivel de fluido es excesivo, los engranajes lo batirán transformándolo en espuma y se producirán las mismas consecuencias que pueden ocurrir con el nivel bajo.

De igual forma, es fundamental elegir el aceite correcto para cada transmisión (cada tipo usa uno específico). Y es que el uso de un fluido incorrecto no sólo puede causar una mala calidad en la ejecución de los cambios, sino que además puede producir daños, incluso, la rotura de la transmisión, provocando una grave (y cara) avería (mala relación en los paquetes de embrague, ruidos por rodamientos, horquillas… roturas y desgaste, mala gestión electrónica, fallos en las electroválvulas, rotura del tambor donde se alojan los discos, fallos en la bomba del aceite…).

Aceite de las transmisiones automáticas: las soluciones de BG Products

Para facilitar el trabajo en el taller, BG Products ayuda al mecánico profesional con una solución adaptada a cada tipo de caja de cambios.

De este modo, para los cambios automáticos por convertidor de par, los talleres disponen de dos tipos de fluidos: ATF Premium y ATF Baja Viscosidad, que ofrecen una excelente protección térmica y de control de la corrosión.

Mientras, para las transmisiones automáticas con variador continuo (CVT), la solución de BG Products pasa por el fluido PN 318 Universal CVT Fluid, que, además de una excelente protección de los componentes internos, ofrece una estabilidad térmica superior.

Por último, para los cambios automáticos de doble embrague (DSG, S-tronic, PDK, DKG, EDC…), que precisan un mayor mantenimiento al del resto de opciones, el mecánico profesional cuenta con BG Universal Synthetic DCT Fluid, que mantiene en perfecto estado todos los sincronizadores, rodamientos y embragues húmedos, y proporciona una protección excepcional de los componentes y una mayor fiabilidad del servicio.

Como ves, desde BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, consiguen clientes satisfechos.
¿Aún no nos conoces?

 

¿Sabes cómo ayudar a tu cliente a evitar las principales averías que se producen en verano?

¿Sabes cómo ayudar a tu cliente a evitar las principales averías que se producen en verano?

El verano es la época del año en la que más aumentan los desplazamientos en carretera, debido al buen tiempo y también por ser el periodo vacacional por excelencia. Por ello, es normal que los servicios de asistencia en carretera se disparen en estos meses, especialmente, julio y agosto, ya sea por avería o accidente. Sólo durante todo el mes de agosto de este 2022, la Dirección General de Tráfico prevé 49 millones de desplazamientos.

Además, según Mapfre, más del 44% de las asistencias por accidente se concentra entre junio y septiembre, y en este mismo periodo el 36% de los incidentes tiene relación con averías en el vehículo. En total, la aseguradora calcula que hasta 3,5 millones de vehículo requerirán asistencia en carretera en agosto.

Y es que la falta de mantenimiento del vehículo, sumado al desgaste propio del uso causan averías que afectan al comportamiento y pueden comprometer la seguridad de sus ocupantes. Por ello, el mantenimiento que todo conductor debe realizar a su vehículo es fundamental para circular con seguridad y comodidad, y para garantizar la eficiencia del vehículo, con consumos de combustible y emisiones contaminantes ajustadas.

En este sentido, como ya hemos insistido en este blog, la labor de prescripción de un buen mantenimiento por parte del taller es clave. Y si ese mantenimiento se realiza con soluciones como las que BG Products-Guaja Trading pone a disposición del taller, esos mantenimientos no sólo protegerán la vida útil del vehículo, sino que mejorarán sustancialmente su rendimiento.

Principales averías en carretera en verano

Batería

Los problemas en la batería son, de largo, las averías más frecuentes en carretera, casi siempre provocadas por descuidos de los conductores. Con una vida útil limitada, entre 3 y 5 años, la batería de un automóvil requiere poco mantenimiento, básicamente, una revisión periódica —aproximadamente cada 10.000 kilómetros o cada año— para comprobar la carga y estar seguros de que no nos va a dejar ‘tirados’.

Aun así, es un elemento que no suele ‘avisar’ antes de fallar, por lo que su comprobación periódica adquiere más importancia. En este sentido, el taller cuenta, gracias a BG Products de soluciones para su mantenimiento como el Limpiador de Bornes – Detector de Fugas PN 485 Bg Battery Cleaner-Acid Detector, es una espuma limpiadora para eliminar la sulfatación en los bornes de la batería y cables, que incorpora un detector que en presencia de ácido, grietas o fugas se vuelve rojo indicando una limpieza o mantenimiento más profundo. O también PN 885 Battery & Cleaner and Leak Detector, líquido limpiador de bornes de batería.

Motor

El ‘corazón’ del coche necesita cuidados periódicos, sobre todo, en lo referente a su lubricación y refrigeración, así como la sustitución de filtros, correas… Por eso, escatimar sus revisiones periódicas puede ocasionar algunos de las daños más graves -y caros- de reparar en un automóvil.

Sin embargo, gracias a BG Products, el cliente del taller puede mejorar la lubricación y refrigeración de su vehículo con dos servicios básicos: el Servicio de Cambio de Aceite (con productos específicos para vehículos gasolina, diésel, incluso, híbridos) y el Servicio de Refrigeración con PN 511 BG Cooling System Sealer (sellador de pequeñas fugas compatible con todo tipo de refrigerantes e inofensivo para las partes metálicas o de goma), PN 540 BG Cooling System Cleaner (limpiador del circuito de refrigeración, que previene fugas y daños en el sistema) y PN 546 BG Universal Super Cool, (que protege contra la formación de espuma, la corrosión y restaura los niveles de protección del refrigerante neutralizando la acidez de éste).

Transmisión y alimentación

Los fallos en estos sistemas suponen el 3,8% y el 2,8%, respectivamente, del total de asistencias según Mapfre. Los principales problemas se pueden encontrar, por un lado, en un fallo por un líquido de la transmisión en mal estado o por problemas en los inyectores.

Para prevenir problemas con el líquido de la transmisión y un sistema más limpio, BG Products permite al taller una completa operación de sustitución del fluido de la transmisión, gracias al Servicio de Transmisión de BG.

Y para unos inyectores en buena forma, el profesional del taller puede optar desde una sencilla limpieza de inyectores (con BG 44K Platinum —motores gasolina—, BG 245 —diésel— o BG 44K for Hybrids  —híbridos gasolina—), o bien, un servicio completo de limpieza del sistema de inyección, también con productos específicos dependiendo del tipo de motor (diésel, de gasolina o híbridos).

Alternador, motor de arranque…

Cuando un vehículo presenta defectos de funcionamiento de tipo eléctrico -en el arranque, el alumbrado o los limpiaparabrisas- el origen puede encontrarse en el alternador.

Por su parte, el motor de arranque también puede fallar con el tiempo a causa del desgaste, acrecentado con sistemas como el ‘Start-Stop’. Además, los defectos del motor de arranque hacen ‘sufrir’ a la batería y pueden forzar otros sistemas como la distribución, si se encuentran en malas condiciones.

Asimismo, reventones o pinchazos en los neumáticos, así como fallos en el sistema de alumbrado son también otros de los principales motivos de asistencia en carretera y que pueden ser evitados con un buen mantenimiento del vehículo.

¿Sabes cómo generar más ingresos, optimizar tus recursos y mejorar tu rentabilidad? Descubre a BG Products y Guaja Trading, su importador y distribuidor en España, en este vídeo.

 

¿Con qué frecuencia recomendar el cambio del líquido de la transmisión automática? Consejos útiles para el taller

¿Con qué frecuencia recomendar el cambio del líquido de la transmisión automática? Consejos útiles para el taller

Uno de los elementos que más desarrollo ha tenido en los últimos años en la mecánica de los vehículos ha sido, sin duda, la transmisión automática. La necesidad de motores más eficientes y cumplidores con las estrictas normas anticontaminación han favorecido su desarrollo (y proliferación) relegando (quién lo iba a decir) a los cambios manuales que, cada vez, van teniendo menos protagonismo entre los vehículos más nuevos.

De este modo, la transmisión automática es uno de los sistemas más complejos en los vehículos modernos, al tiempo que está sometida a exigentes cargas de trabajo. De ahí la importancia del líquido de la transmisión. Un fluido que, para los conductores que en su mayoría proceden del cambio manual, pasa desapercibido pues hasta ahora no era un elemento al que tenían que prestar atención…

En este sentido, el taller tiene aquí una importante labor de prescriptor de ‘buena salud’ de los vehículos de sus clientes para recomendar la sustitución periódica de uno de los elementos básicos de este sistema: el líquido de la transmisión. Y para sustituciones sencillas y rentables, el profesional del mantenimiento y reparación de vehículos dispone de las soluciones de BG Products.

¿Es necesario un servicio de transmisión?

Y es que la alta carga de trabajo que soporta el líquido de la transmisión (y más con las altas temperaturas del verano), hace que su (buen) mantenimiento sea vital, ya que, a medida que el fluido de la transmisión automática envejece se degrada, deja de limpiar y de proteger las piezas móviles del sistema. Y si esto sucede tus clientes notarán cambios bruscos, ‘patinazos’ o traqueteos.

Por eso, se debe realizar un servicio de transmisión automática que elimine el líquido viejo de la transmisión y reemplazarlo con líquido nuevo. Este servicio incluye examinar el cárter de la transmisión (las juntas alrededor del cárter de aceite a menudo pierden líquido de transmisión y necesitan ser reemplazadas) así como reemplazar el filtro.

No en vano, cuando el líquido de la transmisión se descompone, se acumulan depósitos que pueden obstruir los estrechos pasajes dentro de la transmisión. Además, si el flujo del fluido no es correcto se impedirá el enfriamiento y la lubricación adecuados de las piezas vitales de la transmisión, lo que generará más calor, más fricción y más daños a la transmisión.

Principales averías de la transmisión automática

Aunque los modelos de última generación son capaces de entrar en modo de protección si detectan un fallo en el sistema de transmisión para no incurrir en una avería mayor, eso no quiere decir que puedan evitarlas.

Entre las más frecuentes podemos destacar la rotura del tambor donde se alojan los engranajes o del propio eje de entrada de la transmisión. Asimismo, un líquido degradado puede provocar un desgaste de los discos de embrague o del grupo de engranajes, así como un fallo en la bomba de aceite de la caja de cambios.

También nos podemos encontrar con una avería en el convertidor de par, que se va a evidenciar por pérdidas de aceite en la transmisión y porque el vehículo va a presentar una vibración importante al ralentí. En estos casos, algunas transmisiones permiten engranar marchas hasta la segunda, mientras que otras pueden dejar de responder correctamente en cualquier cambio.

Por último, puede haber un fallo o desprogramación de la unidad de control de la transmisión del coche o avería en el cuerpo de las válvulas.

Cuando sustituir el cambio del líquido de la transmisión automática

De esta forma, el líquido de la transmisión debe cambiarse, por regla general cada 60.000 – 80.000 kilómetros, si bien esto dependerá del fabricante de la caja de cambios y modelo, así como del tipo de transmisión, la frecuencia con la que se conduce el vehículo y algunos factores más.

En este sentido, cambiar el líquido de la transmisión con más frecuencia de lo recomendado garantizará que la transmisión se mantenga saludable. Y aquí es donde, una vez, aparece la labor de concienciación del taller…

¿Cómo es un Servicio de Transmisión de BG?

Para reemplazar el líquido de la transmisión automática, BG Products dispone del Servicio de Transmisión, una completa operación de sustitución del fluido de la transmisión, tan sencilla de realizar como rentable para el taller ¿En qué consiste?

En primer lugar, se agrega BG Quick Clean for Transmissions, que elimina rápida y eficazmente los residuos acumulados en la transmisión automática, ya sea de convertidor de par, de variador continuo o de doble embrague húmedo.

Mantenimiento de la transmisión: cómo evitar averías al cliente del taller con una sencilla (y rentable) operación

Luego, para asegurar una mejor limpieza del sistema, usaremos PXT de BG Products, herramienta que elimina de manera rápida y efectiva el fluido de la transmisión desgastado y los depósitos acumulados, y lo reemplaza con fluido nuevo y con acondicionador de transmisión, consiguiendo —a diferencia del método tradicional de sustitución del AFT—, una eliminación total del fluido antiguo, así como de las impurezas en el sistema.

Dependiendo del tipo de cambio automático, éste tendrá un tipo distinto de aceite. En este sentido, y para dar una mayor cobertura al profesional del taller, BG Products ofrece cuatro aceites: dos de tipo ATF (adecuados para cajas automáticas de convertidor de par de los principales fabricantes, uno de ellos de baja viscosidad); otro CVT (para transmisiones automáticas de variador continuo); y otro DCT (diseñado para transmisiones húmedas de doble embrague (DCT) y cajas de cambios de cambio directo (DSG).

Por último, se agrega BG ATC Plus (PN 310) o BG CVT Plus CVT (PN 303), que proporcionan lubricación y protección adicionales tanto en fluidos nuevos como usados.

¿Sabes cómo generar más ingresos, optimizar tus recursos y mejorar tu rentabilidad? Descubre a BG Products y Guaja Trading, su importador y distribuidor en España, en este vídeo.

 

Consejos para el mecánico profesional: cómo realizar un mantenimiento adecuado de las transmisiones automáticas

Consejos para el mecánico profesional: cómo realizar un mantenimiento adecuado de las transmisiones automáticas

Con un parque de vehículos en el que las transmisiones automáticas están cada vez más presentes, el mecánico profesional no debería dejar escapar esas nuevas oportunidades de negocio que se abren con esta nueva realidad.

Y es que frente a las manuales, que tenían un mantenimiento más que bajo, las transmisiones automáticas sí requieren ciertas operaciones periódicas como el cambio del aceite o líquido de la transmisión.

En este sentido, el taller puede contar con el apoyo de BG Products que, gracias a sus soluciones, pone al alcance del taller operaciones tan sencillas de ejecutar como rentables para su cuenta de resultados, además de eficaces para los vehículos de sus clientes.

¿Qué sucede con el líquido de las transmisiones automáticas?

Simplificando mucho, el sistema de transmisión es un conjunto de piezas que transmiten la potencia generada por el motor directamente hacia las ruedas, para que el vehículo pueda desplazarse. Dicho de otra forma, se encarga de transformar la energía térmica del motor en energía mecánica, para que se produzca el movimiento. Y en ese proceso, hay un elemento que realiza un trabajo fundamental: el aceite (o líquido) de la transmisión.

El líquido de las transmisiones automáticas cumple varias funciones en un vehículo. En primer lugar, lubrica las numerosas piezas móviles internas y evita el desgaste prematuro debido a la fricción. El líquido de transmisión también ayuda a disipar el calor dentro de la transmisión. Finalmente, en las transmisiones automáticas, el fluido proporciona la presión hidráulica que hace que ciertas partes de la transmisión funcionen.

Cuando el aceite de las transmisiones automáticas se calienta demasiado o va pasando por él el tiempo, se degrada, creando una serie de contaminantes. Esos contaminantes pueden llegar a dañar las piezas móviles y evitar el flujo adecuado del fluido dentro de la transmisión. Además, el líquido degradado no tiene las mismas cualidades lubricantes que el fluido nuevo y fresco, y las piezas móviles se desgastarán mucho más rápido.

¿Cómo ayuda el Servicio de transmisión de BG?

La sustitución periódica del líquido de las transmisiones automáticas es una de las operaciones de mantenimiento de los vehículos que más se pasa por alto. Muchos conductores simplemente no son conscientes de la importancia del líquido de transmisión.

Por otra parte, algunos talleres tampoco prestan la suficiente atención a esta intervención y, simplemente, drenan el líquido viejo y lo reemplazan por fluido nuevo, dejando esos contaminantes de los que hablábamos dentro del sistema.

Bien es cierto que esto es mejor que nada, pero existe una manera más eficiente (y rentable para el taller) de efectuar la sustitución del líquido de la transmisión ¿Cómo? Con el Servicio de transmisión de BG, cuya realización es recomendable cada 50.000 km.

Esta operación incluye, primero, un potente limpiador que disuelve y suspende los contaminantes en el líquido de la transmisión a sustituir. Después, y usando equipos BG especialmente diseñados (BG PXT o BG TFX), el fluido viejo se reemplaza con aceite de alta calidad, adecuado para cada tipo de transmisión, ya sea automática o manual.

Finalmente, para evitar la descomposición del fluido y la formación de depósitos, se agrega un potente acondicionador —que puede ser PN 310 BG ATC Plus, para transmisiones automáticas por convertidor de par, o PN 303 BG CVT Plus, para transmisiones automáticas de variador continuo (CVT) accionadas por correa y cadena, y de doble embrague (DCT/DSG)—, al nuevo fluido de la transmisión. Esto prolongará la vida útil del líquido nuevo.

Beneficios para el cliente del servicio de transmisión

El mantenimiento regular de las transmisiones automáticas proporciona importantes beneficios para los coches de nuestros clientes con esta tecnología.

En primer lugar, el Servicio de transmisión de BG evitará la formación de depósitos y el desgaste de los componentes internos de la transmisión. Además, restablecerá el rendimiento de la transmisión, extenderá su vida útil y evitará reparaciones o reemplazos costosos.

Las soluciones de BG Products para las transmisiones automáticas

Para facilitar el trabajo del taller, BG Products ayuda al mecánico profesional con una solución adaptada a cada tipo de caja de cambios.

Para los cambios automáticos por convertidor de par, el taller dispone de dos tipos de fluidos: ATF Premium y ATF Baja Viscosidad que ofrecen una excelente protección térmica y de control de la corrosión.

Mientras, para las transmisiones automáticas variador continuo (CVT), la solución de BG Products pasa por el fluido PN 318 Universal CVT Fluid, que, además de una excelente protección de los componentes internos, ofrece una estabilidad térmica superior.

Por último, para los cambios automáticos de doble embrague (DSG, S-tronic, PDK, DKG, EDC…), que precisan un mayor mantenimiento al del resto de opciones, el taller dispone de  BG Universal Synthetic DCT Fluid, que mantiene en perfecto estado todos los sincronizadores, rodamientos y embragues húmedos y proporciona una protección excepcional de los componentes y una mayor fiabilidad del servicio.

Como ves, desde BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, consiguen clientes satisfechos ¿Aún no nos conoces?

Cómo maximizar la eficiencia del taller en operaciones sobre diferenciales y transmisiones

Cómo maximizar la eficiencia del taller en operaciones sobre diferenciales y transmisiones

BG Products lleva más de 50 años desarrollando todo tipo de productos y maquinaria para mejorar la durabilidad, eficiencia y rendimiento de los vehículos y facilitar, al mismo tiempo, el trabajo del mecánico profesional en el taller de mantenimiento y reparación de vehículos.

En este sentido, una de sus últimas innovaciones es BG MAX Multi Application Exchanger, una máquina que permite, rápidamente y sin esfuerzo, reparar todo tipo de diferenciales de vehículos, transmisiones manuales, cajas de transferencia, así como cambiar el aceite del motor en vehículos ligeros y pesados. Y todo con una única máquina.

Y es que esta nueva solución para la reparación de diferenciales y transmisiones hará todo lo que ya realiza BG Driveline Service Center, y más, en un diseño más simple y fácil de usar. Al funcionar completamente con el aire del taller, ya no hay motores eléctricos, interruptores, disyuntores ni cables de extensión que deban arrastrarse por el taller.

BG MAX Multi Application Exchanger incorpora su propio depósito para el fluido usado y maneja el fluido nuevo o los aditivos desde las latas o botellas más pequeñas hasta envases de hasta 10 litros (2,5 galones).

Operaciones eficientes sobre diferenciales y transmisiones… y más

BG MAX está diseñada para usarse con cualquier aceite a base de petróleo. De este modo, también elimina el aceite usado del motor, extrae líquido de las transmisiones automáticas, o vacía los depósitos de la dirección asistida, entre otras funcionalidades.

¿Cuáles son las características de BG MAX?

 

  • Está impulsada por aire e incorpora una bomba para el fluido no usado.
  • Posee un dispensador de mano en el extremo de la nueva manguera de fluido, para que cuando aprietes el gatillo se llene, cuando lo sueltes se detenga.
  • Instala dos mangueras de fluido para evitar cualquier tipo de contaminación cruzada.
  • Permite cambiar rápidamente entre nuevos fluidos.
  • Una válvula selecciona el modo del servicio: llenar, retirar, etc.

¿Y qué ventajas tiene?

 

Sin mezcla de fluidos

Su diseño simple, con dos mangueras, hace que la máquina sea muy intuitiva de usar. Además, el uso de dos mangueras también elimina cualquier posibilidad de que fluido nuevo y usado se mezclen.

Limpieza por vacío

Algunas de  las características de BG MAX se han tomado prestadas de BG MVP (Multi-Vehicle Platform), el intercambiador de refrigerante, compatible para su uso en cualquier vehículo con sistema de refrigeración, incluidos vehículos eléctricos (EV y eléctricos híbridos (HEV), y que permite que el técnico se mueva sin problemas entre los depósitos y complete un servicio del sistema de refrigeración en menos tiempo y con menos esfuerzo.

Pues bien, tanto BG MAX como BG MVP cuentan con un depósito de fibra de vidrio transparente y un generador de vacío. Y es precisamente el uso de presión de aire para generar vacío uno de los mayores avances sobre el método actual.

Menos piezas móviles, menos problemas

El fluido usado, especialmente el aceite para la transmisión, contiene todo tipo de contaminantes que dañan las bombas y obstruyen los filtros. Con BG MAX, no hay bomba en contacto con el fluido usado, así que no hay necesidad de un filtro.

La herramienta BG MAX para diferenciales y transmisiones usa presión de aire para añadir el fluido nuevo al vehículo. También tiene una varilla de llenado fácil de usar para que se pueda agregar rápidamente la cantidad correcta de líquido nuevo.

El enfoque principal de su diseño fue la facilidad de uso para el profesional del mantenimiento y reparación de vehículos, pero también que fuera una máquina de alta durabilidad en un entorno como el del taller. Así, con menos piezas móviles y utilizando aire como fuente de energía, BG MAX es muy robusta, versátil y será una herramienta clave en el taller durante mucho tiempo.

En BG Products y Guaja Trading seguimos ayudando a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?