BG Products te ayuda a ahorrar combustible en tu flota. Sigue leyendo

BG Products te ayuda a ahorrar combustible en tu flota. Sigue leyendo

Es uno de los temas que más preocupan en estos momentos a los transportistas, autónomos y empresas de transporte: el disparado (y disparatado) precio del gasóleo. No en vano, según el último Boletín Petrolero de la Unión Europea el precio medio del litro, después de tres semanas de bajadas, ha vuelto a repuntar, con un alza del 3,45% con respecto a hace poco más de una semana, para situarse en los 1,916 euros, si bien en muchas gasolineras ya se supera ampliamente los 2 euros.

De esta forma, con respecto a hace un año, el gasóleo es un 58% más caro, sin tener en cuenta la bonificación vigente. Ante esta situación, y a pesar de que es más que probable que además de ampliarse hasta septiembre la bonificación de 20 céntimos decretada por el Gobierno, ésta se incremente en 10 céntimos más en próximas fechas, es cada vez más importante que autónomos y flotas sean conscientes de la importancia que tiene poner de su parte para contener el gasto de combustible cuando la opción no es parar.

En este sentido, gracias a las soluciones de BG Products, el profesional del taller se puede convertir en el mejor aliado para ayudar a ahorrar combustible en los vehículos pesados de sus clientes…

El consumo de combustible en el transporte pesado

El Observatorio de Costes del Transporte de Mercancías por Carretera estimaba en su edición de enero de 2022, que el gasto de combustible representaba entonces entre un 23% y un 35% de los costes de un vehículo de transporte.

Un porcentaje que variaba en función del tipo de vehículo: en un articulado de carga general alcanzaba el 31,3%; en un rígido de 3 ejes de transporte de animales vivos el coste se situaba en el 27,1%; y en un tren de carretera ascendía al 34,8%. Unas cifras que, sin duda, se han disparado en los últimos meses.

Flotas: cómo ahorrar combustible 

Mantenimiento

El mantenimiento adecuado es clave para el buen funcionamiento así como para la eficiencia en combustible de los vehículos de transporte, por no hablar de su impacto en su seguridad y disponibilidad. Así, un incorrecto o deficiente mantenimiento de la flota reduce la posibilidad de ahorrar combustible y, de no ser corregido, dar origen a averías que disparen los costes.

Control de los neumáticos. Una reducción de la presión de un neumático de 2 bares aumenta el consumo un 2% y reduce su vida útil en torno a un 15%. Por eso se recomienda controlar la presión de todos los neumáticos, diariamente, de manera visual y, cada pocos días o cada 5.000 km, midiendo su presión.

Control de los filtros. El estado de los filtros de aceite, aire y combustible ayuda a ahorrar combustible . Así, un filtro de aceite en mal estado, además de incrementar el riesgo de sufrir graves averías en el motor, puede aumentar el consumo hasta un 0,5%. Mientras, el filtro del aire en mal estado provoca mayores pérdidas de carga de las deseables en el circuito de admisión, lo que aumenta también el consumo hasta un 1,5%. Por último, el mal funcionamiento del filtro de combustible puede causar aumentos en el consumo de hasta un 0,5%, además de que, en caso de bloqueo, pararía el motor.

Asimismo, es importante observar también otros aspectos como la aerodinámica: concienciar a los conductores de que deben estibar correctamente la carga y protegerla con lonas bien tensadas; fijar bien los toldos es una de las tareas más importantes, dado que la resistencia aerodinámica del vehículo contribuye de manera decisiva a un ahorro de carburante.

De igual forma, cuando el conductor del camión haya de permanecer varias horas en el interior de la cabina, sin estar el vehículo en movimiento, de necesitar calefacción utilizará los dispositivos apropiados, cuyo consumo es apreciablemente más bajo que el del motor del vehículo, pues éste consume aproximadamente 10 veces más que el calefactor de cabina si se destina exclusivamente a funcionar al ralentí para calentar el habitáculo.

Gestión eficiente

Además de un buen mantenimiento, podemos tomar otras medidas que ayudarán a ahorrar combustible de los vehículos de transporte, como la reducción de los kilómetros recorridos, a través de la optimización de rutas (elección del vehículo más adecuado para cada ruta) y también con una serie de actuaciones como la formación de los conductores, establecer sistemas de incentivos individuales y/o colectivos para el ahorro de combustible…

En la actualidad, la tecnología se ha aliado con el transporte y existen sistemas telemáticos de gestión de flotas que ayudan a esta optimización de las rutas.

Conducción eficiente     

También, poner en marcha algunas sencillas medidas ayudan a ahorrar combustible:

    • Arranque del motor e inicio de marcha: arrancar sin pisar el acelerador. colocar el disco-diagrama del tacógrafo e iniciar la marcha transcurrido un minuto.
    • Primera relación de marchas: utilizarla sólo para poner en movimiento el vehículo, cambiando a los pocos metros a relaciones de marchas superiores. En los vehículos con 1ª corta y 1ª larga, se utilizará la 1ª larga para el inicio de la marcha.
    • Cambios de marchas: realizarlos en la zona de par máximo de revoluciones del motor, y solamente en condiciones de mayor exigencia se realizarán en regímenes de revoluciones cercanos a la zona de potencia máxima. Es importante que, tras el cambio, el motor quede dentro de la zona de par máximo (dentro de la zona verde del cuentarrevoluciones).
    • Saltos de marchas: cuando se puedan llevar a cabo, se podrán saltar marchas, tanto en aceleración como en deceleración.
    • Selección de la marcha: procurar seleccionar la que permita al motor funcionar en la parte baja del intervalo de revoluciones de par máximo. Esto se consigue circulando en las marchas más altas con el acelerador pisado a las 3/4 partes de su recorrido. En cajas automáticas, se procurará que la caja sincronice la marcha más larga posible con el uso del acelerador.
    • Velocidad uniforme: intentar mantener una velocidad estable evitando acelerones y frenazos. Aprovechar las inercias del vehículo.
    • Deceleraciones: ante cualquier deceleración u obstáculo en la vía, se levantará el pie del acelerador, dejando rodar el vehículo por su propia inercia con la marcha en la que se circula engranada. En estas condiciones, el consumo de carburante es nulo (hasta regímenes muy bajos de revoluciones cercanos al del ralentí). Utilizar siempre mejor el freno motor que el freno de servicio.
    • Paradas: en las que duren más de 2 minutos, apagar el motor, salvo en los vehículos que dependan del continuo funcionamiento de su motor para el correcto uso de sus servicios auxiliares. En las detenciones, una vez aparcado el vehículo se apagará el motor, pues ya se ha dado tiempo suficiente para que el turbo baje de revoluciones.
    • Previsión y anticipación: prever las circunstancias del tráfico y anticipar las acciones a llevar a cabo. Dejar suficiente distancia de seguridad con el vehículo precedente.

Estas claves pueden aplicarse siempre que el vehículo esté adaptado a ellas y siempre que las circunstancias del tráfico lo permitan sin mermar la seguridad.

Las soluciones de BG Products para ahorrar combustible

BG Products pone a disposición del taller BG Diesel Care, que, aplicado con BG Diesel VIA ®, limpia de forma rápida y segura los depósitos de carbonilla de los sistemas de inyección de combustible diésel. Elimina lacas y barnices acumulados en las líneas de entrada y retorno de combustible, protegiendo todo el sistema de alimentación. Ataca los depósitos que aumentan el consumo de combustible al deformar los patrones de pulverización de los inyectores (provocando una pulverización más pobre y menos eficiente), además de incrementar las emisiones y provocar arranques difíciles. También es recomendable su uso después de sufrir daños por contaminación bacteriana en todo el sistema.

Asimismo, el profesional del mantenimiento y reparación de vehículos puede ofrecer a sus clientes transportistas BG Heavy Duty Fuel System Performance Restoration, solución diseñada para eliminar los depósitos de inyectores de los sistemas de combustible HPCR y restaurar la eficiencia en el consumo del combustible. Como primera solución verificada para flotas, este producto de uso periódico ha sido especialmente formulado para restaurar el rendimiento después de un solo uso y de forma rápida y sencilla. También recomendable para su uso a la hora de facilitar la regeneración del filtro de partículas en este tipo de motores.

De igual forma, podemos recomendar BG EPR® Engine Performance Restoration®, diseñado para suavizar, emulsionar y disolver incluso los residuos de la combustión más rebeldes que obstruyen los segmentos del pistón. Este producto funciona rápidamente para limpiar en minutos incluso los depósitos más difíciles. Evitando la contaminación del nuevo lubricante, permitiendo una correcta lubricación y refrigeración del motor. Prolongando la vida del turbo y de todos los elementos de engrase del motor.

Su eficacia

¿Sabías que es posible mejorar hasta en un 2% la eficiencia de combustible con estas soluciones? Como ya te contamos, en unas pruebas certificadas, realizadas en dos motores diésel de 15000cc , los resultados tras aplicar el restaurador de rendimiento del sistema de combustible de servicio pesado de BG son realmente sorprendentes.

Y es que BG Products ofrece a distribuidores, mayoristas y talleres, de la mano de su distribuidor en España Guaja Trading, productos y equipamiento de la máxima calidad para que puedan ofrecer a sus clientes servicios de mantenimiento de probada eficacia ¿Aún no nos conoces?

Consejos para rentabilizar aún más en el taller las revisiones de los frenos de tus clientes

Consejos para rentabilizar aún más en el taller las revisiones de los frenos de tus clientes

El sistema de frenos en los vehículos se encarga de reducir la velocidad de estos de manera segura. Al igual que los demás sistemas, ha ido mejorando con el tiempo hasta llegar al nivel de desarrollo actual. Además, los vehículos han ido incorporando una gran cantidad de tecnologías diseñadas para mejorar aún más la eficiencia de la frenada y hacerla más segura.

Todo para reducir los riesgos en carretera, algo de lo que cada vez más automovilistas son conscientes, por lo que no eluden las revisiones de los frenos periódicas en el taller ¿Podemos hacer estas operaciones más rentables? Sí, gracias a las soluciones que BG Products pone a disposición del profesional del mantenimiento y reparación de vehículos…

Los frenos, el cliente y el taller

Un reciente estudio de Gipa señala que el 61% de los conductores ha cambiado o revisado los frenos en los últimos 12 meses, frente al 58% que lo hacía en 2019. Algo que contrasta con otro estudio, realizado por la patronal de talleres Cetraa, que apunta que el 24% de los turismos de hasta cinco años que visita el taller lo hace con los frenos “muy desgastados”. Un porcentaje que ascendía al 20% en 2019.

Asimismo, en los turismos de más de 10 años, el 76% llega al taller con unos frenos muy desgastados, frente al 71% que lo hacía en 2019.

En cambio, en el caso de las unidades de entre seis y 10 años ese porcentaje sí se ha reducido en tres años al pasar del 61% en 2019 al 45% en 2022.

Las revisiones de los frenos en el taller

Siempre es un buen momento para recomendar en el taller revisiones de los frenos. Sin embargo, si hay una ocasión especialmente buena esa es en primavera ¿Por qué? Durante el invierno, el automóvil y sus componentes se someten a esfuerzos extremos por las bajas temperaturas y, en amplias zonas de nuestra geografía, también la nieve, el hielo, la lluvia, o la sal de la carretera.

¿Y qué deben incluir una las revisiones de los frenos profesionales? Si no se escuchan ruidos sospechosos ni hay vibraciones que impulsen a acudir al taller, conviene recomendar una revisión del sistema cada 15.000/20.000 km (habitualmente coincidirá con la revisión anual) para evitar riesgos.

1.- Revisiones de los frenos: pastillas

Las pastillas están en buen estado hasta que alcanzan su espesor mínimo, es decir, el espesor por debajo del cual no funcionan correctamente. Las pastillas de freno normalmente incluyen un indicador de desgaste que señala cuándo reemplazarlas. Dependiendo del tipo de sistema de frenos, es posible que tenga un indicador de desgaste eléctrico o acústico.

2.- Revisiones de los frenos: discos

También los discos de freno deben reemplazarse cuando alcanzan su espesor mínimo. Deben realizarse mediciones con un calibre en al menos 4 puntos diferentes del disco y el valor más bajo se utiliza como referencia. Este valor debe compararse con el número grabado en el disco e indicado como “MIN TH”. Si la medida tomada muestra valores por debajo de MIN TH, el disco debe sustituirse. Lo más importante es que los discos se reemplacen por pares (mismo eje), incluso si solo uno está por debajo del nivel mínimo de desgaste.

3.- Revisiones de los frenos: líquido

El líquido de frenos es imprescindible para que el sistema esté bien lubricado. Su presencia asegura una distancia de frenado correcta y protege de cualquier peligro. Por el contrario, si el nivel es bajo y o el líquido se ha agotado, podría generarse el temido bloqueo por vapor (vapor lock), es decir, un peligroso sobrecalentamiento del sistema, con la consiguiente imposibilidad de frenar en la distancia correcta, con graves consecuencias para los ocupantes, los demás automóviles y los peatones.

4.- Revisiones de los frenos: pinzas

Las pinzas, a diferencia del resto de componentes del sistema de frenos, no se dañan ni se rompen por fricción, sino por desgaste normal o causas imprevistas. En condiciones meteorológicas extremas, la vida útil de las pinzas se reduce: la nieve, las heladas, la sal o agentes químicos actúan negativamente sobre ellas.

Otros elementos del sistema a revisar son los rodamientos y cubo de rueda (holguras, daños…), tuercas, roscas del perno de la rueda, tubo flexible del freno…

Las soluciones rentables de BG Products

Para realizar cambios de discos, pastillas y/o líquido de frenos en el taller más rentables, el mecánico profesional cuenta con las soluciones que propone BG Products.

De este modo, independientemente del vehículo que visite tu taller, BG Products ofrece líquidos de freno DOT 4, Super DOT 4 y DOT 4 de baja viscosidad, incluso DOT 3, que cumplen con todas las especificaciones internacionales.

Asimismo, el taller puede contar, para operaciones más eficientes, con la Máquina Intercambio Líquido de Frenos (BG PF7 Brake System Service), que elimina de manera rápida, efectiva y limpia, y en pocos minutos, el líquido usado, reemplazándolo por el nuevo.

La oferta de BG Products para el sistema de frenos se completa con el Limpiador de Frenos PN 413 BG BRAKE CLEANER (limpia, desengrasa y es fácil de usar al aplicarse sin desmontar la unidad de freno); el Antichirridos PN 860 BG STOP SQUEAL (elimina o previene el ruido de los frenos al impregnar la pastilla con ingredientes que reducen la adherencia entre la pastilla y el disco); y la Grasa de Frenos PN 605 BG BRAKE LUBE. (de uso profesional, se aplica al soporte de la pinza que mantiene la pastilla en su lugar, lo que permite que las pastillas se deslicen y entren en contacto con el disco a medida que se desgastan).

Todas ellas, soluciones que mejoran la sustitución de los elementos básicos del sistema de frenos o bien retrasa su cambio, mejorando su comportamiento y rendimiento… y consiguiendo clientes más satisfechos.

Y es que, BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, a optimizar sus recursos, a mejorar su rentabilidad, y a fidelizar a sus clientes sean particulares o profesionales ¿Aún no nos conoces?

No subestimes los depósitos de carbonilla en el motor de los vehículos de tus clientes: cómo abordarlos en el taller

No subestimes los depósitos de carbonilla en el motor de los vehículos de tus clientes: cómo abordarlos en el taller

Los depósitos de carbonilla son inevitables y muchos profesionales del mantenimiento y reparación de vehículos no los toman en serio porque consideran que la carbonilla forma parte del propio funcionamiento del motor.

Pero, cuando no se trata, estos depósitos reducen la eficiencia de su motor y pueden dañar mecánicamente los componentes del motor. De este modo, su acumulación puede aumentar el consumo de combustible y dar lugar a reparaciones costosas, pues requieren de mucha mano de obra.

Y aquí es donde el taller puede confiar en las soluciones de BG Products, que consiguen resultados 100% satisfactorios con operaciones rentables para el negocio…

¿Qué son los depósitos de carbonilla?

Los depósitos de carbonilla en un motor de combustión interna son muy nocivos, formándose en las superficies internas como el cárter, los pistones y los anillos de los pistones, la admisión y las válvulas de admisión, así como en los inyectores.

La sustancia se forma cuando el aceite, el vapor del aceite y el combustible reaccionan con temperaturas muy altas, presiones extremas y oxidación. Todas ellas, siempre presentes en los motores de combustión interna.

Su proceso de formación se puede explicar de forma científica como la polimerización de moléculas de carbono en estructuras de cadena larga depositadas en la superficie de un componente del motor.

¿No son los motores modernos más eficientes?

Para explicar por qué se forman depósitos de carbonilla en los motores modernos, podemos destacar algunas claves.

¿Cuándo son más eficientes?

No nos referimos a kilometraje (relación litros por km) sino a la potencia (par) producida por la mezcla de aire y combustible dada bajo una carga y velocidad de motor específicas.

En pocas palabras, el motor de combustión interna es más eficiente a baja velocidad del motor y situaciones de alta carga. Si bien este punto óptimo (rango de mayor eficiencia de combustible) será diferente para cada motor, en términos generales, la afirmación es cierta.

¿Cómo influyen las nuevas tecnologías?

Los motores modernos, más pequeños y reducidos, están turboalimentados, en el caso de los de gasolina de inyección directa (GDI). En estos, la inyección directa ofrece más control sobre cuándo y cuánto combustible se rocía, lo que significa que puede producir el par máximo de potencia para hacer el trabajo necesario para mover el vehículo.

Además, las transmisiones automáticas de 8 y 10 velocidades (cada vez más presentes en los motores modernos) extraen toda la potencia de la menor cantidad posible de desplazamiento del motor al equilibrar una velocidad baja del motor y una carga alta.

Todas estas tecnologías son excelentes para mantener el motor funcionando cerca o dentro de ese punto óptimo de consumo de combustible. Lo mismo ocurre con los motores de combustión de los vehículos híbridos eléctricos (HEV). De hecho, el ciclo de encendido y apagado de los motores de gasolina híbridos eléctricos crea el ambiente ideal para que se formen depósitos y se absorban por calor, formándose en las superficies internas del propulsor.

¿Por qué se forman depósitos de carbonilla en los motores modernos?

Cuando un motor moderno opera cerca de su punto óptimo más eficiente, está bajo una carga muy alta. Y cuando estos motores están bajo carga alta, funcionan a temperaturas mucho más altas. En estas condiciones, durante períodos prolongados, el motor se satura de calor y es más fácil que se formen depósitos de carbonilla. En resumen:

  1. Los motores modernos operan más eficientemente bajo cargas pesadas.
  2. Por tanto, producen más calor durante su funcionamiento.
  3. El calor interactúa con el vapor del combustible no quemado, el aceite de motor evaporado y el propio aceite para formar depósitos de carbonilla.

Para complicarlo todo, el lubricante que se usa en los motores modernos también contribuye al problema. Muchos fabricantes han adoptado aceites de baja viscosidad (más ‘delgados’) para promover la eficiencia del motor (cuanto más delgado es el aceite, menos arrastre sobre el motor).

Si bien los aceites de menor viscosidad hacen que el motor sea más eficiente, se descomponen y evaporan mucho más rápido. Y este aceite evaporado se deposita por todas las partes del motor. En muchos casos, estos depósitos pueden desarrollarse muy rápidamente.

¿Cómo abordar en el taller los depósitos de carbonilla?

  1. Sigue recomendando los cambios del aceite en los intervalos recomendados por el fabricante del vehículo. Pero recuerda, muchos clientes operan sus vehículos bajo condiciones extremas. En estos casos, los intervalos recomendados, incluso, son demasiado largos por lo que no está de más aconsejar hacerlos antes.
  2. Usa un aceite totalmente sintético de alta calidad y un aditivo para el aceite para reducir la oxidación del aceite y limitar la cantidad de depósitos.
  3. Recomienda el uso de combustibles de calidad.
  4. Educa a tus clientes sobre el valor del mantenimiento preventivo. Existen métodos para limpiar la carbonilla del sistema de inyección, los inyectores de combustible y las cámaras de combustión (tanto para motores diésel como de gasolina) realizados con herramientas especiales y fluidos específicamente formulados para disolver los depósitos de carbonilla para que puedan ser expulsados ​​del motor.

Conclusiones

  • Previene la formación de depósitos de carbonilla en los motores de los coches de tus clientes.
  • Ayúdalos a evitar costosas reparaciones relacionadas con la presencia de carbonilla en el motor.
  • Agrega a la lista de tareas requeridas de mantenimiento preventivo de los vehículos de tus clientes la eliminación de depósitos de carbonilla.

Y para llevarlo a cabo recuerda que en BG Products y Guaja Trading trabajamos día a día para ayudar a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad, mientras fideliza clientes ¿Aún no nos conoces?

Tus clientes no tienen por qué sufrir el mal olor del sistema de climatización de sus vehículos. Nosotros te ayudamos

Tus clientes no tienen por qué sufrir el mal olor del sistema de climatización de sus vehículos. Nosotros te ayudamos

Recién estrenada la primavera y el mes de abril, y aunque las temperaturas en gran parte de España parezcan llevar la contraria, el buen tiempo está a la vuelta de la esquina, así como las deseadas vacaciones de Semana Santa. Unas vacaciones que tienen este año un condicionante especial, ya que serán las primeras que se disfrutarán lo más parecido a como se hacía antes de la pandemia, sin apenas restricciones.

De este modo, muchos clientes ya preparan sus viajes de Semana Santa con sus vehículos, llevándolos al taller para su puesta a punto. Y entre las operaciones más habituales en esta época del año, los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos tienen la oportunidad de generar ingresos adicionales gracias a las soluciones de BG Products.

Además del mantenimiento de neumáticos, limpiaparabrisas o sistema de iluminación, las revisiones que tienen al aceite o los frenos como protagonistas son las más comunes antes de las vacaciones de Semana Santa, así como las revisiones relacionadas con el sistema de climatización, ese que se ha pasado casi medio año sin usar y que puede sufrir los meses de inactividad hasta el punto de aflorar averías al ser utilizado de nuevo.

Y es que, según Autodata, proveedor de información técnica para el mantenimiento y reparación de los vehículos, las operaciones relacionadas con el aire acondicionado registraron en 2021 un repunte importante a partir del mes de abril, llegando a su pico en junio.

Semana Santa y el sistema de climatización

Con una Semana Santa tan tardía como la de 2022, y a pesar de la inestabilidad propia del mes de abril y, en general, de la primavera, las primeras previsiones hablan de tiempo “estable” para la semana del 11 al 17, en gran parte de la Península lo que se traduciría en temperaturas por encima de los 20ºC, lo que, probablemente, provocará un incremento considerable del uso del sistema de climatización.

Un sistema que, como apuntábamos, puede acusar la inactividad de los últimos meses, por lo que se hace necesario, además del mantenimiento básico (recarga del gas refrigerante) una operación adicional que nos asegure un funcionamiento óptimo del sistema.

El Servicio de Climatización de BG Products

Esa operación adicional es el Servicio de Climatización de BG Products ¿En qué consiste? Este servicio ayudará no sólo a limpiar el sistema eliminando moho, hongos y bacterias en el filtro de habitáculo y en el evaporador, sino también a mejorar el enfriamiento, asegurar un funcionamiento más silencioso y prolongar la vida útil del compresor. Y es que cuando se realiza con regularidad, este servicio puede evitar costosas reparaciones.

¿Qué incluye este servicio? Cuando se enciende el aire acondicionado, los alérgenos mencionados anteriormente entran al habitáculo y cuando el vehículo se detiene, especialmente durante la noche, estos contaminantes comienzan a crecer. En este sentido, BG Frigi-Clean® elimina los contaminantes del evaporador.

Además, el servicio incluye el uso de un aceite de alto rendimiento, BG Frigi-Quiet® (con dos versiones para gas R-1234yf o gas R-134A). Estos lubricantes previenen la oxidación del sistema, inhiben la humedad, y son capaces, incluso, de detectar fugas.

De este modo, con el Servicio del sistema de climatización de BG Products logramos una limpieza completa del sistema, lo que consigue que el habitáculo huela más limpio y fresco. Efecto que puede incrementarse con el uso de los ambientadores BG Interior Renewal, con olor a cuero (PN 699) o a coche nuevo (PN 698), aplicados con la Pistola PN 9698.

Además, el profesional del taller puede completar este servicio recomendando a sus clientes el Nebulizador Desinfectante PN 703, potente bactericida y viricida, formulado para ser eficaz contra muchos virus (incluido el SARS-CoV-2), bacterias, hongos y moho. De este modo, podemos proteger a nuestros clientes y a sus familias de los peligros ocultos en el interior de los vehículos, incluso, del coronavirus.

Las otras soluciones de BG Products para las revisiones de Semana Santa

No olvides que BG Products puede ayudarte a incrementar tus ingresos con esas operaciones típicas para poner a punto los coches para Semana Santa. Así, recuerda que los coches actuales no pueden conformarse con un cambio de aceite convencional. Por eso, en BG Products proponemos tres operaciones mejoradas para el cambio de aceite: Servicio Profesional, Servicio Extra o Servicio Premium. Con ellas, limpiamos el sistema de lubricación y mejoraremos las propiedades del aceite nuevo.

De igual forma, en la revisión de los frenos, y si los discos o pastillas empiezan a mostrar signos de desgaste o, sencillamente, ha llegado el momento de su sustitución, el taller puede contar con productos BG como el Limpiador de Frenos PN 413 BG Brake Cleaner, el Antichirridos PN 860 BG Stop Squeal (para eliminar o prevenir el ruido de los frenos) o la Grasa de Frenos PN 605 BG Brake Lube.

Asimismo, conviene comprobar el estado del líquido de frenos y, en su caso, sustituirlo. Para ello, los mecánicos cuentan con la Máquina Intercambio Líquido de Frenos BG PF7 Brake System Service, que elimina de manera rápida, efectiva y limpia el líquido de frenos oxidado y corrosivo, reemplazándolo por líquido nuevo. Por cierto ¿conoces los líquidos de freno de BG Products?

Revisiones de mantenimiento en primavera

Además de las operaciones más habituales en esta época, si tu cliente debe pasar la ITV a su coche ¿sabes cómo puedes ayudarle a pasarla a la primera? En este post te lo contamos.

Son muchas las opciones que tiene el taller para aumentar su facturación gracias a nuestras soluciones. Y es que en BG Products y Guaja Trading trabajamos día a día para ayudar a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad ¿Aún no nos conoces?

Consejos para el mecánico profesional: cómo realizar un mantenimiento adecuado de las transmisiones automáticas

Consejos para el mecánico profesional: cómo realizar un mantenimiento adecuado de las transmisiones automáticas

Con un parque de vehículos en el que las transmisiones automáticas están cada vez más presentes, el mecánico profesional no debería dejar escapar esas nuevas oportunidades de negocio que se abren con esta nueva realidad.

Y es que frente a las manuales, que tenían un mantenimiento más que bajo, las transmisiones automáticas sí requieren ciertas operaciones periódicas como el cambio del aceite o líquido de la transmisión.

En este sentido, el taller puede contar con el apoyo de BG Products que, gracias a sus soluciones, pone al alcance del taller operaciones tan sencillas de ejecutar como rentables para su cuenta de resultados, además de eficaces para los vehículos de sus clientes.

¿Qué sucede con el líquido de las transmisiones automáticas?

Simplificando mucho, el sistema de transmisión es un conjunto de piezas que transmiten la potencia generada por el motor directamente hacia las ruedas, para que el vehículo pueda desplazarse. Dicho de otra forma, se encarga de transformar la energía térmica del motor en energía mecánica, para que se produzca el movimiento. Y en ese proceso, hay un elemento que realiza un trabajo fundamental: el aceite (o líquido) de la transmisión.

El líquido de las transmisiones automáticas cumple varias funciones en un vehículo. En primer lugar, lubrica las numerosas piezas móviles internas y evita el desgaste prematuro debido a la fricción. El líquido de transmisión también ayuda a disipar el calor dentro de la transmisión. Finalmente, en las transmisiones automáticas, el fluido proporciona la presión hidráulica que hace que ciertas partes de la transmisión funcionen.

Cuando el aceite de las transmisiones automáticas se calienta demasiado o va pasando por él el tiempo, se degrada, creando una serie de contaminantes. Esos contaminantes pueden llegar a dañar las piezas móviles y evitar el flujo adecuado del fluido dentro de la transmisión. Además, el líquido degradado no tiene las mismas cualidades lubricantes que el fluido nuevo y fresco, y las piezas móviles se desgastarán mucho más rápido.

¿Cómo ayuda el Servicio de transmisión de BG?

La sustitución periódica del líquido de las transmisiones automáticas es una de las operaciones de mantenimiento de los vehículos que más se pasa por alto. Muchos conductores simplemente no son conscientes de la importancia del líquido de transmisión.

Por otra parte, algunos talleres tampoco prestan la suficiente atención a esta intervención y, simplemente, drenan el líquido viejo y lo reemplazan por fluido nuevo, dejando esos contaminantes de los que hablábamos dentro del sistema.

Bien es cierto que esto es mejor que nada, pero existe una manera más eficiente (y rentable para el taller) de efectuar la sustitución del líquido de la transmisión ¿Cómo? Con el Servicio de transmisión de BG, cuya realización es recomendable cada 50.000 km.

Esta operación incluye, primero, un potente limpiador que disuelve y suspende los contaminantes en el líquido de la transmisión a sustituir. Después, y usando equipos BG especialmente diseñados (BG PXT o BG TFX), el fluido viejo se reemplaza con aceite de alta calidad, adecuado para cada tipo de transmisión, ya sea automática o manual.

Finalmente, para evitar la descomposición del fluido y la formación de depósitos, se agrega un potente acondicionador —que puede ser PN 310 BG ATC Plus, para transmisiones automáticas por convertidor de par, o PN 303 BG CVT Plus, para transmisiones automáticas de variador continuo (CVT) accionadas por correa y cadena, y de doble embrague (DCT/DSG)—, al nuevo fluido de la transmisión. Esto prolongará la vida útil del líquido nuevo.

Beneficios para el cliente del servicio de transmisión

El mantenimiento regular de las transmisiones automáticas proporciona importantes beneficios para los coches de nuestros clientes con esta tecnología.

En primer lugar, el Servicio de transmisión de BG evitará la formación de depósitos y el desgaste de los componentes internos de la transmisión. Además, restablecerá el rendimiento de la transmisión, extenderá su vida útil y evitará reparaciones o reemplazos costosos.

Las soluciones de BG Products para las transmisiones automáticas

Para facilitar el trabajo del taller, BG Products ayuda al mecánico profesional con una solución adaptada a cada tipo de caja de cambios.

Para los cambios automáticos por convertidor de par, el taller dispone de dos tipos de fluidos: ATF Premium y ATF Baja Viscosidad que ofrecen una excelente protección térmica y de control de la corrosión.

Mientras, para las transmisiones automáticas variador continuo (CVT), la solución de BG Products pasa por el fluido PN 318 Universal CVT Fluid, que, además de una excelente protección de los componentes internos, ofrece una estabilidad térmica superior.

Por último, para los cambios automáticos de doble embrague (DSG, S-tronic, PDK, DKG, EDC…), que precisan un mayor mantenimiento al del resto de opciones, el taller dispone de  BG Universal Synthetic DCT Fluid, que mantiene en perfecto estado todos los sincronizadores, rodamientos y embragues húmedos y proporciona una protección excepcional de los componentes y una mayor fiabilidad del servicio.

Como ves, desde BG Products y Guaja Trading ayudamos a los negocios de mantenimiento y reparación de vehículos a generar más ingresos, optimizar sus recursos y mejorar su rentabilidad con operaciones que, además, consiguen clientes satisfechos ¿Aún no nos conoces?